Universidad Católica: el desafío de los torneos internacionales en Chile

Quinteros, su nuevo entrenador, quiere que el equipo juegue algunos metros más adelantado. Aued alguna vez declaró que hacía falta ser duro para ganar la Copa. Tuvo su primer amistoso de pretemporada e igualó 1-1.

El debate lo abrió un extranjero y reventaron los detalles. Luciando Aued, el mvp de la última liga chilena, expuso ideología futbolera: “A la larga los que han ganado o llegado lejos son los equipos duros, que mantienen el cero en el arco, que tratan de ir arriesgando a lo largo del partido y no desde el inicio. Eso atenta contra la forma de jugar del fútbol chileno en sí, que intenta jugar mucho y que tiene mucho de la idea de Bielsa, Sampaoli”. Apoyado en la estadística de que solo Colo Colo en 1991 ganó la CONMEBOL Libertadores y que Universidad de Chile obtuvo la CONMEBOL Sudamericana en 2011, el mediocampista intentaba pensar por qué le cuesta trascender a los equipos chilenos en estos campeonatos.

Lejos estaba de criticar a Sampaoli o a Bielsa, a pesar de que muchos medios de comunicación reflejaron eso. Planteaba la necesidad de que algunos torneos requieren jugarse con estrategia propia. “Hay que confiar en cambiar la historia del fútbol chileno en estas competiciones”, declaró Gustavo Quinteros, flamante entrenador de Universidad Católica, apenas llegó al último campeón de la liga local, tras reemplazar a Beñat en el cargo. El domingo ya tuvo su primer amistoso: igualó 1-1, contra Everton, donde mantuvo la estructura anterior.

Católica comparte el Grupo H de la Libertadores con Gremio, con Rosario Central y con un equipo que surja de la fase 3. No será fácil. Pero apuesta al torneo continental: Valber Huerta, Juan Cornejo y Edson Puch son sus tres incorporaciones. Huerta hizo el gol del amistoso: viene de Huachipato y el último año ya fue convocado por Reinaldo Rueda. Puch trae su jerarquía desde siempre.

El 2019 de Católica, en apariencia táctica, es semejante al de 2018. Quinteros sostuvo el 4-2-3-1 de Beñat. El estilo irá variando y el trabajo recién comienza. Diego Buonanotte sigue siendo el armador de juego del equipo. Se asocia con Aued para gestar juego. Históricamente, al entrenador que dirigió a la Selección de Ecuador le gustó el vértigo por los costados y los conjuntos que construyen transiciones veloces. Puch y José Fuenzalida darán velocidad en las bandas.

Aued da una apuesta conceptual que bien podría personificarse en su equipo. Lo dijo cuando Católica no era campeón y no había podido clasificarse a ninguna Copa. Él, que jugó la CONMEBOL Libertadores en dos oportunidades, las dos con Racing, llegando a cuartos y a octavos de final, puede unir su punto de vista con el de Quinteros. El asterisco que pone el entrenador es claro: “Siempre trato de tener un equipo que defienda en una zona alejada del arco nuestro, defendernos en una zona más cercana al arco rival que al nuestro, una manera distinta a lo que por ahí venían haciendo. Intentaremos tener un protagonismo desde el juego asociado, desde las combinaciones, un fútbol más de elaboración. Intentaremos adelantar las líneas para defendernos más cerca del arco rival”. Pero ambos puntos de vista pueden conjugar en un estilo ordenado.

Católica debutará el 5 de marzo contra un equipo que vendrá de Fase 3 y el 13 de marzo recibirá a Rosario Central de local. El comienzo será duro y es uno de los grupos más disputados. Sin embargo, hay tiempo para que el campeón chileno llegue aceitado.

Cerrar