Sebastián Battaglia: "Boca sabe que marcar un gol de visitante contra River sirve y mucho"

El jugador, con más títulos en el club xeneize, analiza la semifinal de la CONMEBOL Libertadores y dice que no comprendió el planteo de Alfaro por la Superliga

Sebatián Battaglia dio 17 vueltas olímpicas con la camiseta de Boca Juniors. El santafesino tiene un título que nadie más pudo conseguir: es el jugador xeneize con más títulos en la historia del club. Conquistó 4 Copas Libertadores, 2 Intercontinentales, 3 Recopas Sudamericanas, una Copa Sudamericana y 7 torneos de Primera División. Sus inicios en el club fueron a los 14 años y, a los 17,debutó en Primera. Luego las lesiones lo persiguieron y fueron su peor verdugo. Aun así su amor por Boca y el fútbol siempre fueron más fuertes. Sólo defendió dos camisetas: la del Xeneize y la de Villareal de España. En 2013 decidió colgar los botines y comenzó a vivir el deporte desde otro lugar. Fue director técnico de Almagro en el ascenso del fútbol argentino y ayudante de Julio César Falcioni en Banfield. Hoy tiene un complejo deportivo llamado SB5 Fútbol.
Sebastián Battaglia, de 38 años, se caracteriza por su perfil bajo, habla claro y conciso. El ex volante central de Boca reivindica su amor al club, lo sigue y sufre las derrotas como disfruta los triunfos. A la hora de ver los partidos reconoce que, a pesar de que ya hayan pasado varios años desde que dejó de jugar, sus ganas de entrar a la cancha se mantienen y más a pocos días de una serie de semifinales de CONMEBOL Libertadores ante River. 

- ¿Qué es la Copa Libertadores para vos?

- Es un torneo que te da mucho prestigio que se ha vuelto muy importante para las instituciones y para un equipo como Boca mucho más todavía. Cuando nosotros estábamos en nuestra etapa pudimos ganar la de 2000 que fue el arranque de todo lo que vino después. Es un torneo muy lindo.

- Justamente en esa Copa a vos te hacen un penal en los cuartos de final ante River ¿te acordás de ese momento?

- Es inolvidable para los que pudimos vivirlo, por la emoción que tuvo, porque era un clásico y todo lo que se vivió ese día fue muy lindo. Yo entré en el segundo tiempo, me hacen el penal y Román después anota el segundo gol. Son cosas que no se te borran. Me acuerdo que hubo un rechazo de la defensa de River y me agarró un ataque de habilidad. Tiré un caño, la pelota se fue larga y cuando entré al área llegué primero que Trotta y me termina tirando. 

- ¿Qué representó en tu carrera esa clasificación?

- Mucho porque son partidos que te hacen un clic. Fue muy importante a nivel grupal, pero sobre todo a nivel individual. Dejar atrás a un rival como River y más en una Copa Libertadores fue un envión anímico importante. 

Está claro que para el hincha un Superclásico es muy importante, ¿el jugador cómo lo vive? ¿qué diferencia tiene un Superclásico de Libertadores con uno del torneo local?

- Los Superclásicos son diferentes y en Copa Libertadores es mucho más porque tienen otro condimento. Es una eliminación. Son partidos espaciales y el jugador siente mucha ansiedad, estrés, sobre todo por cómo lo vive la gente.

- ¿Qué similitudes y diferencias le encontrás al River de Gallardo con el Boca de Bianchi?

- Creo que son momentos de los clubes y de los equipos. No puedo comparar a Bianchi con Gallardo porque yo viví esa etapa y no estoy dentro de la que está viviendo River. En este caso River se ha ganado cierto respeto por lo que está haciendo y por todo lo que ganó. Cuando juega en el exterior se ve ese respeto en los rivales que quizás lo tenían con nosotros en la época de Carlos (Bianchi). Eso lo va generando el equipo en cada instancia y se construye. 

- ¿Cómo ves hoy a Boca?

- Creo que se está rearmando con jugadores y técnico nuevo. Está encontrando una manera de jugar, es una idea diferente a la que tenían los mellizos. Ojalá encuentre la senda ganadora y obviamente el objetivo sigue siendo ganar la Copa Libertadores que se viene negando hace mucho tiempo. 

- Si pudieras cambiar algún partido que le ganaste a River por la final del año pasado ¿lo harías?

- No, es imposible. Obviamente que uno sufrió mucho la final estando afuera, pero lo que pude lograr lo disfruté. Estando dentro de la cancha disfruté mucho lo que logramos, fue una gran alegría personal. Después da bronca lo que pasó porque es algo que va a quedar por siempre, y no vivirlo como jugador también da bronca.

- ¿Te hubiese gustado jugar una final contra River?

- Sin dudas, son partidos que a uno le gustaría vivir, pero no me tocó la chance. Si jugué en otras instancias. 

- ¿Qué pensás que tiene que pulir Boca para la semifinal?

- Debe ser inteligente. Son dos partidos, sabe que marcar un gol de visitante sirve y mucho. Viendo lo que fue el partido de la Superliga en el que Boca prácticamente resignó su chance de tener un gol no sé qué idea tendrá en la cabeza. Creo que la idea fue esperar a River, pero no se vio reflejado. Boca no generó peligro. En el primer tiempo Hurtado estaba muy solo en la delantera, lejos de sus compañeros. No sé qué estará pensando para el partido de ida de la semifinal….

- ¿Te gusta Gustavo Alfaro?
- Es un técnico al que le ha ido muy bien en los partidos que dirigió, tiene experiencia y capacidad. En este caso el club eligió al entrenador por su trayectoria y que hoy a nivel resultados está funcionando bien. Sabemos que la vara en Boca sigue siendo la Copa Libertadores.

- ¿Y el plantel? ¿De Rossi?
- Boca tiene grandes nombres, me gusta. De Rossi es un gran jugador, tiene cierta edad también (36 años). Se va a tener que acostumbrar a nuestro fútbol, ponerse bien físicamente. Tiene una gran experiencia, es de jerarquía. Quizás no hizo la pretemporada, estaba pensando más en el retiro y aparece la posibilidad de Boca… eso no es fácil. Tendrá que ponerse bien físicamente porque con el nombre no alcanza, no se juega. Mentalmente se ve que piensa antes que los demás, habrá que darle tiempo físicamente. 

- ¿Te gustaría ser técnico de Boca algún día?
- Mirá, no sé qué me deparará la carrera de entrenador. Obviamente que con Boca siempre voy a estar relacionado porque es el único equipo en el que jugué en Argentina. Veremos qué nos depara el futuro….

- ¿Cómo te sentís hoy con Boca? Tuviste partido de despedida, algo que muchos otros ídolos no tuvieron ¿cómo está hoy el vínculo?
- No, nada, cero. La realidad es que tuve partido de despedida, pero en cuanto a alguna relación laboral no tuve participación o posibilidad de estar dentro de la institución. Esa es la realidad. Muchas veces me preguntan por qué uno no estuvo adentro del club y a veces me cansa, hoy por hoy no estoy esperando nada del club.

- En cuanto a tu deseo, ¿te gustaría algún día trabajar en Boca?
- Siempre dije que estaba dispuesto a ayudar al club en lo que sea. Eso es así de mi parte por lo menos. Nunca se ha dado la oportunidad, eso depende de quien esté al frente de la institución.

- Si tuvieras que elegir un partido tuyo en Copa Libertadores ¿cuál elegirías?
- Es difícil quedarse con uno, pero me voy a quedar con la final de 2003 en Brasil ante Santos. Carlitos hizo el gol después de una doble pared que armamos.

- ¿Tenés algún ídolo?
De chico era Diego (Maradona), mi infancia la pasé con él en la cancha.


- ¿Qué te genera que vaya a dirigir a Gimnasia?
. Me pone contento sabemos que a Diego le gusta estar dirigiendo, estar en nuestro país. Que tenga esa chance genera mucha expectativa a Gimnasia y a todos los equipos que podrán recibirlo cuando Gimnasia los visite. Me pone contento que pueda trabajar.

Cerrar