Santos campeón de la CONMEBOL Libertadores 1963: una historia inolvidable con la magia de Pelé

Levantó la copa en la final ante Boca

El Santos del 63 era un equipo con magia y calidad, que, tras haber conseguido consagrarse campeón de la CONMEBOL Libertadores el año anterior, repitió la hazaña. Pelé comandaba a un equipo imparable que arrancó la competencia desde las semifinales y brilló.

Al cumplir los 18 años Pelé tuvo que prestar su servicio militar como recluta en el Sexto Grupo de Artillería Motorizada de Santos y desde 1959 jugó para la Selección de Brasil, Santos, el equipo del cuartel, el equipo del ejército y un equipo de figuras de Sao Paulo. La cantidad de partidos que disputó le costó lesiones, pero la calidad del mítico jugador brasileño no cambió. Para la edición de 1963 ya estaba recuperado y junto a Coutinho se convirtieron en una dupla imparable. Eran una sociedad inquebrantable que con gambetas y paredes dejaban atrás a cualquier defensor y amenazaban a los guardianes de los tres palos.

Pelé y Lula

En el mediocampo estaba Zito con su defensa aguerrida y su ataque arrasador. En la cancha era el encargado de ordenar a los jugadores, transmitir las indicaciones del entrenador Lula y lideró al equipo a la victoria. Aquel Santos era apodado “ Los Globetotters del fútbol” en alusión al equipo de básquet, porque jugaban por todo el mundo. “Sin embargo, a nadie escapaba una diferencia sustancia: el célebre conjunto norteamericano de básquetbol fue concebido para el espectáculo, como un grupo de acróbatas que llevaba su función de pueblo en pueblo. El santos era sinónimo de fútbol espectáculo, pero en primer lugar éramos un equipo que competía en campeonatos durísimos y del más alto nivel, desde las ligas brasileñas hasta las Copa Libertadores”, contó Pelé.

El rival de las semifinales fue Botafogo y el primer partido terminó 1 a 1 gracias al gol de Pelé a los 90 minutos. Luego en la vuelta del duelo brasileño, Santos goleó 4 a 0 y se quedó con el pasaje a la final. Una vez más la figura de Pelé fue inquebrantable, anotó tres goles y el restante fue de Lima. Del otro lado Boca Juniors eliminó a Peñarol y se clasificó la final.


LA FINAL ENTRE SANTOS - BOCA


Por primera vez un equipo argentino se clasificaba a la final y Boca también tenía a sus figuras. Bajo el mando de Aristóbulo Deambrossi demostraban un juego compacto y aguerrido. José Sanfilippo, goleador de esta edición, ponía a la hinchada Xeneize a festejar y la creación de Ángel Rojas alegraba a los fanáticos. Antonio Rattín lideraba al plantel, Alberto González, Ernesto Grillo, el brasileño Orlando, el uruguayo Silvera y muchos más aportaban su toque a este plantel que a pesar de su calidad no pudo contra el Ballet Blanco.

Boca Santos Pele Antonio Rattin CONMEBOL Libertadores 1963

La primera final se disputó en el Maracaná y Coutinho abrió el marcador a los dos minutos. Repitió a los 21' y Lima anotó a los 28'. Antes del entretiempo Santos ganaba 3 a 0. Aun así, Sanfilippo marcó a los 43' y 89', pero no alcanzó y la victoria fue para los brasileños.

La revancha en La Bombonera se convirtió en un partido inolvidable para la historia de la Libertadores y el fútbol. Durante el primer tiempo ninguno de los dos pudo anotar, pero a los 47 minutos llegó el gol de Sanfilippo que le permitió a la hinchada Xeneize ilusionarse con levantar la copa por primera vez. Marcar a Pelé era una tarea ardua, pero necesaria. Una de las imágenes de aquel partido más recordada es la del mítico jugador cambiando sus pantalones en el césped de La Bombonera ya que sus rivales se lo habían roto en el afán de evitar que tocara la pelota. Marcar a Pelé requería fuerza.

La ilusión de los locales duró cuatro minutos solamente. Coutinho anotó el empate y las sonrisas se desdibujaron en los argentinos. Pelé cerró el partido sobre el final con el 2 a 1 y el trofeo fue para el Santos. Una noche como hoy, hace 57 años, el Peixe se consagraba campeón de América.

Cerrar