River ya espera el segundo semestre, su especialidad

Gallardo y Ponzio justifican los momentos claves del equipo. Invicto, con diez puntos y habiendo remontado tres resultados. El talento competitivo del último campeón.

Mientras los papelitos volaban por su cabeza, Marcelo Gallardo estaba parado en la mitad del césped del Santiago Bernabéu y le decía a uno de sus asistentes: "No hay nada más grande que esto". Acababa de ganarle a Boca. Retomó el campeonato local y River perdió tres partidos seguidos. En una conferencia de prensa, detalló lo que emocionalmente pasaba: "Necesitamos buscarnos una nueva novia". El campeonato argentino nunca fue el mayor anhelo de este ciclo riverplatense, de hecho su entrenador no lo ganó. Ir de nuevo por la CONMEBOL Libertadores es el nuevo objetivo y es ahí donde los últimos ganadores del trofeo ponen en marcha sus mejores virtudes.

"Nosotros, en los últimos años, hemos peleado los torneos en los segundos semestres. En los primeros torneos no jugamos tan bien. Los ejemplos son caminar a una finalización, entrar a una copa o ganar la Copa Argentina. En los torneos locales, en el segundo semestre, empezamos a competir. Por eso, no nos termina yendo tan bien. También es una cuestión de stress. De jugar miércoles, domingo, miércoles, domingo", ejemplifiza Leonardo Ponzio, su capitán. La doble cara de River encuentra en lo que se viene el lugar donde aprieta los dientes y es más que competitivo. Así lo demuestra haber ganado una CONMEBOL Sudamericana y dos CONMEBOL LIBERTADORES (en las otras dos participaciones llegó a octavos de final y a semifinales, ésta es la quinta que juega). 

La rutina, a partir de los momentos importantes, se repite: el equipo se reúne días antes en un hotel en Los Cardales, localidad de la Provincia de Buenos Aires. "Ya sabemos que jugamos octavos o cuartos o semis y tenemos un refugio. El grupo lo espera. Yo he dicho, a los coach, que en los momentos límites uno se siente arropado con los que van a la batalla", cuenta Ponzio. Gallardo explica que el propio escudo de River exige ir por una nueva prueba. Entonces, el equipo va.

River no ha tenido sus mejores rendimientos en la primera ronda de la CONMEBOL Libertadores. Sin embargo, ha mostrado carácter: en tres partidos, remontó resultados -con Alianza Lima y los dos con Inter-. Cuando se le podía complicar la clasificación, ganó, en Chile, contra Palestino, un equipo que de local había sacado, en Fase 2 y Fase 3, a DIM y a Talleres. No le alcanzó para ser primero porque Inter ha sido un conjunto de un excelente nivel, con una delantera de lujo -Nico López, Paolo Guerrero o Rafael Sobis y Andrés D'Alessandro). 

River ya tiene un nuevo desafío. Va por los octavos, con diez puntos, siendo uno de los mejores segundos, estadística que le sirve para cerrar -en caso de enfrentar a otro segundo- de local. Pasó invicto. Uno de los grandes del torneo se frota las manos para defender el título.

Cerrar