River rompió el historial ante Racing por competencias internacionales

El clásico más antiguo del fútbol argentino tiene una amplia diferencia en favor del Millonario, pero en el certamen continental todavía manda la Academia.

Entre los cruces de los octavos de final de la Copa Libertadores está el que protagonizaron Racing y River: el clásico más antiguo del fútbol argentino , que tiene su primer antecedente en 1908, vivió una nueva edición en el certamen continental luego de 21 años . Y aunque el historial general entre ambos marca una enorme diferencia en favor del Millonario, en la competición de clubes más importante de Sudamérica la ventaja es para la Academia.

Con el 3-0 de la vuelta en Núñez, el conjunto de Gallardo y el de Avellaneda se enfrentaron en ocho oportunidades por la Libertadores , en tres ediciones distintas, y River recién pudo ganar en el último duelo: Racing se impuso en dos oportunidades y las otras cinco fueron empates. 

Los primeros cuatro antecedentes se dieron en 1967 , cuando la Academia ganó su único título en el torneo. En la fase de grupos, el mítico equipo de José Pizzuti se impuso 2-0 en el Cilindro y rescató un empate 0-0 en el Monumental. Finalmente, ambos equipos se clasificarían a la segunda fase, donde volverían a enfrentarse: en Núñez se repitió la iguadad sin goles y en Avellaneda volvió a ganar el local, esta vez por 3-1.

Treinta años después de aquellos cruces, el clásico se repetiría: en los octavos de final de la edición de 1997, River era el campeón defensor del certamen y venía de ganar el primero de sus tres títulos consecutivos a nivel local, pero no pudo superar a un Racing que finalmente llegaría a semifinales . Tras un inolvidable 3-3 en el partido de ida en el Presidente Perón, todo parecía dado para que el equipo que dirigía Ramón Díaz definiera la historia como local, pero el partido terminó igualado 1-1 y el visitante se impuso 5-3 en los penales en una serie en la que el único que falló fue nada menos que Enzo Francescoli.

Pero aquella eliminación no fue la única que sufrió el Millonario a manos de la Academia: de hecho, las tres veces que jugaron duelos mano a mano en torneos internacionales, el que pasó fue Racing. Antes de aquel duelo en la Libertadores, en 1988 el conjunto de Avellaneda se había impuesto en las semifinales de la Supercopa de 1988: tras ganar 2-1 como local en la ida, el equipo que dirigía Alfio Basile rescató un empate 1-1 en el Antonio Liberti gracias a un agónico gol de Néstor Fabbri y se metió en la definición del certamen. El antecedente más reciente previo a los de la actual edición, en tanto, fue en la segunda fase de la Copa Sudamericana 2002 : tras ganar 1-0 en el Cilindro con gol de Maximiliano Estévez, Racing pasó de ronda con el empate 0-0 de la vuelta en el Monumental.

 

Cerrar