Racing campeón de la CONMEBOL Libertadores de 1967: anécdotas y campaña

En 1967 se consagró campeón de la Libertadores por primera vez con Pizutti como entrenador

"Y ya lo ve, y ya lo ve, es el equipo de José...", cantaba la hinchada en la noche del 29 de agosto de 1967 en el Estadio Nacional de Santiago. Racing conseguía su primera Copa Libertadores bajo el mando de Juan José Pizutti y escribía una de las páginas más importantes de su historia.

Ese año se disputaron 114 partidos en la competencia más importante de América. La solidez del plantel radicaba tanto en la defensa como en el ataque. Roberto Perfumo, Alfio Basile, Juan Carlos Rulli, Miguel Ángel Mori, se lucían. Humberto Maschio fue el goleador de esta edición y la creatividad era su fuerte. Las jugadas de pelota parada eran parte de la innovación de este equipo y los centros de Jaime Martinoli apuntaban con precisión a la cabeza de Basile, el Panadero Díaz y JJ Rodríguez que llegaban para convertir. En esta edición, Martinoli tuvo menos rodaje debido a las lesiones, pero disputó seis encuentros y marcó dos goles. Aun así, su gambeta, talento y picardía eran sinónimos de magia.

La unión caracterizaba a este equipo y Pizutti tenía una amistad con Maschio que se remontaba a varios años antes de la Copa del 67. Por entonces no había mensajes por Instagram ni Whatsapp y el entrenador le envío una carta a su amigo convocándolo a formar parte del plantel. El delantero aceptó y le aportó al plantel la mentalidad del fútbol europeo que había adquirido en su paso por el Atalanta, la Fiorentina, Bologna, Inter, entre otros. Sus pelotazos precisos como cálculo matemático le daban al equipo la velocidad necesaria y su capacidad para armar jugadas desequilibraba a los rivales. 

En la Primera Fase, a Racing le tocó participar del Grupo 2 junto a River Plate, Santa Fe, Bolívar, Independiente Medellín y 31 de octubre. De los 10 partidos que disputó ganó 8, perdió uno solo y empató el otro lo que le permitió clasificarse a las semifinales primero en la tabla.

En la siguiente fase sus rivales fueron River Plate, Universitario y Colo Colo. En su primer partido ante el conjunto de Núñez empató 0 a 0, con Universitario ganó 2 a 1 con dos goles de Raffo y en el partido de vuelta perdió 2 a 1. Luego con Colo Colo, Raffo anotó dos goles y ganaron 2 a 0. En la vuelta lo hicieron por 3 a 1 con un triplete de Juan José Rodríguez. La revancha contra River fue en el Estadio Presidente Perón y con dos goles de Raffo y uno de Rodríguez ganaron 3 a 1. Su último partido fue ante Universitario y el juego de Raffo era imparable. Anotó los dos goles y el encuentro finalizó 2 a 1, el pasaje a la final era para La Academia.


LA FINAL ENTRE RACING - NACIONAL


La última instancia fue ante Nacional de Uruguay y se disputaron tres partidos. Roberto Perfumo estaba lesionado, el hielo en el pie era su compañero a quien no podía abandonar. “Me daban inyecciones como para operarme. Cuando jugaba no sentía nada, pero cuando me ‘dormían el dedo tenía que morder una toalla para no gritar”, contó. Pizutti supo ver en él lo que ningún entrenador había visto hasta el momento, si cambiaba de volante a zaguero jugaría el Mundial. A pesar de que para el Mariscal era completamente insensato, el ojo de José era preciso y terminó defendiendo la camiseta de la Selección desde esa posición.

Los primeros dos partidos terminaron 0 a 0 y el desempate fue en el Estadio Nacional de Santiago. El brasileño João Cardoso abrió el marcador a los 12 minutos y luego Norberto Raffo anotó el segundo a los 43. Milton Viera anotó para Nacional, pero la victoria fue de La Academia. El equipo de José era imparable, el coraje y la rebeldía eran la esencia del plantel y esa noche levantaron su primera copa. Y ya lo ve, y ya lo ve, es el equipo de José...

Cerrar