Peñarol llega descansado al partido contra Flamengo

Por la suspensión de la fecha uruguaya, podrá recuperar a futbolistas agotados tras el encuentro en Bolivia ante San José de Oruro. Definirá el miércoles con los cariocas el pase a octavos de final

Luis Diego López no dudó en admitirlo: el parate en la liga uruguaya le vino bien a su equipo. El partido contra San José, en Oruro, por la quinta fecha, fue un golpe muy fuerte para su plantel. No sólo por la derrota 3-1, que lo obligó a definir mano a mano el grupo contra Flamengo. Si no porque los dejó agotados físicamente. Con el descanso, recuperará a seis futbolista. Entre ellos, Walter Gargano. Además, la fecha que se postergó es la del clásico contra Nacional, con todo el stress mental que eso conlleva. Así que, ahora, las calles aurinegras de Montevideo piensan con exclusividad en el último partido del grupo, frente a los cariocas el miércoles a las 21.30, hora uruguaya.

El desafío para 2019 es la Libertadores. López sabía que en la pretemporada de verano, en Miami, iba a ser un símbolo para saber si el plantel, después de ganar el título local, iba a seguir con la sed de victorias. Cuenta que los referentes como Cebolla Rodríguez o Gargano eran los primeros en llegar al gimnasio, con un aparato de música, a alentar a todos sus compañeros para que avanzaran en el esfuerzo. Así fue y Peñarol se puso las botas para trabajar en llegar lo más lejos posible. Ahora, se juega todo ese desgaste en un partido que, más allá de que dependa de Liga de Quito, será felicidad para el que gane y tristeza para el que pierda.

"Fue mi primera vez en Bolivia y ya al llegar no me sentí bien de la cabeza y haciendo la charla técnica tampoco. Pero el día después lo primero que hice fue felicitar a los futbolistas por el esfuerzo porque fue grande”, confesó el técnico. Peñarol está puntero en el Torneo Apertura 2019, con 23 puntos, uno más que Fénix, su seguidor. Viene desarrollando un buen juego, igual que en la CONMEBOL Libertadores. En la Copa, logró una victoria de esas que quedan para siempre y que recordó uno de los grandes hitos de la historia del fútbol uruguayo: el Maracanazo, contra Flamengo, ganando sobre la hora, con un grito de Lucas Viatri.

En la Copa, debe ganarle el miércoles a Flamengo para asegurarse un lugar en los octavos de final sin depender de otros resultados, mientras que si pierde o empata deberá esperar que Liga de Quito no supere a San José de Oruro en Ecuador.

Viatri es sin dudas una de las claves del equipo. Marcó tres gritos y es el máximo anotador. Ha hecho golazos contra San José y una exquisita definición de cabeza, en Río de Janeiro. Será una pieza fundamental para una final que se viene con todo en la CONMEBOL Libertadores.

Cerrar