Olimpia y Liga de Quito: el fantasma de las CONMEBOL Libertadores pasadas

Juegan este martes por un lugar en los cuartos de final de la Copa tras el triunfo por 3-1 de los ecuatorianos en Quito

La RAE define a un fantasma como la “imagen de un objeto que queda impresa en la fantasía”. Pablo Repetto -un uruguayo que llegaba a Paraguay desde Ecuador- cuenta que apenas pisó Olimpia ya le hablaban de la Cuarta. El equipo estaba recién en la Fase Previa. El peso de los títulos de 1979, de 1990 y de 2002 estaba -y está- escrito en muchas partes del club. Eso y cuatro subcampeonatos (1960, 1989, 1991 y 2013). Lo ficharon desde Asunción porque su curriculum mostraba un logro alucinante en la CONMEBOL Libertadores: al mando de Independiente del Valle, había eliminado a River en octavos y a Boca en las semifinales. Ambos, de visitante, en el Monumental y en la Bombonera. Cayó en Fase 3, contra Botafogo, por penales, y terminó fuera del club. Dos años después, al mando de Liga de Quito, vuelve a Asunción, con un 3-1 en la espalda.

A Daniel Garnero la Libertadores le come los tobillos desde que era un niño y se metía en la platea con su papá para ver a Independiente. Hizo inferiores, fue futbolista profesional y entrenador en la mitad roja de Avellaneda. Antes de que arrancara su historia allí, esa institución ya había ganado 7 Libertadores. En Olimpia, encontró el lugar donde lucirse como entrenador: ya es tricampeón del torneo paraguayo. “Acá la gente habla mucho de la Copa porque, es cierto, es lo que los diferencia de los otros clubes. Es el único equipo que ganó este torneo”, reflexiona, cuando se le pregunta si siente presión. Importa tanto que el estadio Defensores del Chaco ya tiene todas sus localidades vendidas.

Liga de Quito y Olimpia comparten esa misma cualidad: son los únicos equipos de sus países que ganaron la Libertadores. Ninguno se queda, aún así, en eso. El sorteo los juntó en uno de los cruces más interesantes. La ida, en Quito, fue para los ecuatorianos: 3-1. El gol de visitante será el punto fuerte para los paraguayos, que con un 2-0 se quedan con la serie. Los de Repetto podrán defender los goles conseguidos. El ganador irá contra Boca-Paranaense.

Los esquemas de los dos conjuntos son parecidos. Liga de Quito se presenta con un 4-2-3-1, con dos volantes ligeros por los costados, Jhojan Julio de mediapunta detrás de Rodrigo Aguirre. Olimpia sostiene desde que llegó Garnero un 4-4-2 con un doble punta, aunque Roque Santa Cruz suele pararse más de punta de lanza y Nelson Camacho un tanto más atrás. Las estructuras defensivas son semejantes, quizás los ecuatorianos -hasta por una cuestión de biotipo- profundizan más por afuera y los paraguayos tienen densidad por el centro del campo.

Cerrar