Ni un tiro al arco: Godoy Cruz y Olimpia sin final

Los paraguayos circularon bien la pelota. Los mendocinos presionaron con intensidad. Poca efectividad.

La técnica de Tabaré Viudez y de Alejandro Silva se hacía sentir en Mendoza. La circulación de pelota de Olimpia parecía una obra de arte que culminaría en gol. El toque de pelota era muy bueno. Richard Sánchez, uno de los mejores interiores del continente, mostrab auna altísima efectividad -86%- en sus pases. Godoy Cruz, aún así, no sufría. No había profundidad y no por decisión de los paraguayos. El equipo de Lucas Bernardi corría y presionaba tanto que llegaba a tapar los huecos donde podía penetrar la pelota.

La posesión fue de casi 70% para Olimpia. Hubo ratos en que el pico fue de 75%. Godoy Cruz simplemente cubría espacios. No lograba pararse en la creatividad del partido, pero sí en defenderse. Los centros los sacaban. Los rebotes los agarraban. Es destacable, en eso, lo de Juan Andrada. El mediocampista de 24 años recuperó 11 pelotas e interceptó 4 pases. Ayudó muchísimo en frenar el avance de los paraguayos.

Olimpia es uno de los grandes candidatos y tiene un poderío ofensivo muy grande. Tiró 7 veces el arco y todo desviado. La misma cifra se repitió para Godoy Cruz. Demasiado impreciso para obtener una victoria. Aunque, ambos equipos, demostraron capacidades valorables.

Cerrar