Newells - Boca Juniors y una definición por penales histórica en la CONMEBOL Libertadores

En 2013 se enfrentaron por los cuartos de final y patearon 13 penales en total.

Los cuartos de final de la CONMEBOL Libertadores 2013 generaban mucha expectativa, dos equipos argentinos se enfrentaban en busca de la clasificación a las semifinales y los fanáticos del fútbol estaban entusiasmados. Boca Juniors con Carlos Bianchi como técnico y Newell’s con el Tata Martino se medirían en el Estadio Marcelo Bielsa y la expectativa era enorme.

El primero llegaba bajo la mística de que el equipo del Virrey ganaba los partidos que había que ganar y que en la Copa nadaba como pez en el agua. Aún así en el torneo local no estaba logrando grandes resultados y llevaba 12 partidos sin ganar. El de Martino lideraba el torneo local y su juego era elogiado por su estilo con calidad, pero nunca había alcanzado la gloria eterna.

En la ida habían empatado 0 a 0 y la historia se definiría en el partido de vuelta. La primera situación clara fue de los locales cuando Maxi Rodríguez recibe un pase de Nacho Scocco, pero no pudo definir ante Orión. Boca tampoco pudo ejecutar cuando tuvo la chance. Riquelme erró un tiro al arco a los 27 minutos y la tensión crecía.

Durante la segunda mitad los goles tampoco llegaron y además el visitante jugaba con uno menos ya que Clemente Rodríguez había sido expulsado. Ante el contexto adverso, el Virrey cambió el sistema y fortaleció la defensa. La Lepra buscaba poner la ventaja, pero la falta de precisión reinaba y finalmente avanzaron a la instancia más tensa  y apasionante que tiene el fútbol: la definición por penales.

Newells - Boca 2013

El equipo de Bianchi ya se había lucido otros años desde los doce pasos y algunas de las hazañas más recordadas son la final del 2000 ante Palmeiras, la de 2001 ante Cruz Azul y la semifinal de 2004 cuando eliminó a River Plate. Ese mismo año perdió la final ante Once Caldas por penales y la historia se repetiría ante Newell’s solo que con muchos más tiros.

Trece penales pateó cada equipo, Riquelme inició la serie para Boca, pero Guzmán atajó. Mientras que Scocco inició con el pie derecho para los de Rosario. Patearon los primeros 5 cada equipo y seguían igualados. La tensión aumentaba y los nervios también. El objetivo pasaba a ser convertir y atajar, pero tampoco hubo superioridad de ninguno de los dos. Finalmente llegó el turno de Maxi Rodríguez cuando el marcador estaba 9 a 9. Pateó con fuerza, arriba y Orión no pudo despejar. Después de tanto sufrimiento, Newell’s lo había logrado y estaba en las semifinales.

En un entrevista hace unos días, La Fiera contó: "Me acuerdo que me tocó definir a mí y cuando voy caminando y llego a la medialuna del área grande, el Patón me abraza y se me pone a contar un chiste cortito al oído. Él está loco, es demasiado especial”. Cualquier cosa serviría para aflojar la tensión, tal vez fue ese chiste, tal vez fue el azar, lo que está claro es que lo logró. Ese año el equipo de Martino perdió en las semifinales ante Atlético Mineiro, pero aquella clasificación sería inolvidable.

Newells - Boca 2013

Cerrar