Los números en los que Boca se apoya para dar vuelta la serie

En las 13 veces que recibió a River por esta competición, no perdió.

Boca se aferra a La Bombonera. No es la primera vez y no será la última. Ya la leyenda popular ha instalado la fábula de que la mole de cemento funciona como un jugador más. Ese es el dato que más esperanza le da de cara a la vuelta por la semifinal de la Libertadores: en las 13 veces que recibió a River por ésta competición, jamás perdió.

La localía es una herramienta que le juega muy a favor. De los últimos 10 partidos en casa, por la Libertadores, ganó 8 y en tres ocasiones no logró un resultado que lo haría pasar a la final: contra River, en la ida de la última final, por 2-2; contra Paranaense, venció 2-1; contra Liga de Quito, empató 0-0, cuando ya estaba clasificado.

La diferencia de dos goles en contra es donde menos respaldo histórico tiene. Boca se encontró con esta situación ya en siete oportunidades y sólo una vez pudo resolverlo favorablemente: fue en la Libertadores 2007, contra Cúcuta, cuando venció 3-0 y se quedó con la serie de cuartos de final. La última vez que le pasó fue en 2008, contra Internacional, por la Sudamericana: había caído 2-0 y, en la Bombonera, cayó 2-1.

Cerrar