Las mejores atajadas de Óscar Córdoba, el arquero que le dio dos CONMEBOL Libertadores a Boca

En el 2000 atajó en la definición ante Palmeiras y en 2001 ante Cruz Azul

Óscar Córdoba se hizo amigo de una de las instancias más difíciles, o tal vez la más difícil, que tiene que atravesar un arquero: la definición por penales. El colombiano gobernó los tres palos en 2000 en la final ante Palmeiras y en 2001 ante Cruz Azul. En ambas atajó, despejó, se lució y escribió la historia de Boca Juniors.

El Estado Morumbi está expectante, quieren conocer al nuevo campeón. Óscar Córdoba también lo está. Se para delante de la línea de cal, lo mira fijo a Alex quien va a patear. El jugador de Palmeiras toma impulso, patea abajo a la izquierda y el arquero no logra cubrir el espacio. Supo leer a dónde iría la pelota, pero no llegó a despejarla y mira a su rival celebrar delante de él.

Boca Palmeiras

El siguiente en patear del conjunto brasileño es Faustino Asprilla, quien define con fuerza a la derecha, pero la potencia no le impide a Córdoba extenderse y le prohíbe a le pelota cruza la línea de cal. La atajada le da fuerza, se consolida y cuando Roque Júnior llega a los 12 pasos él no tiene miedo. Júnior patea, Córdoba sabe leer el movimiento y ataja abajo a la izquierda. El arquero colombiano festeja con la alegría de un delantero al convertir, despejar una pelota equivale a meter un gol y él lo sabe.

La última chance de Palmeiras está en los pies de Rogério quien apunta a la izquierda con fuerza, pero Córdoba se tira al lado opuesto. Se queda unos segundos tirado en el piso lamentando el error, pero la confianza ahora está en Jorge Bermúdez. La gloria depende de este tiro. Define con fuerza, con impronta y Córdoba corre a abrazarlo. Boca es campeón de la CONMEBOL Libertadores 2000 y el arquero ocupa un lugar importantísimo en esta victoria.

Un año después está en la misma instancia, una especie de déjà vu, pero con realidad. Claro, está viviendo la misma situación, sólo que esta vez no es Palmeiras quien está enfrente sino Cruz Azul. Riquelme patea primero, convierte y al retirarse abraza al arquero con fuerza. Aún así, Córdoba no logra despejar el primero del equipo de México, pero se vuelve invencible después de ese.

Boca Cruz Azul 2001

Luego Pablo Galdames acomoda la pelota en el punto del penal, define a izquierda, pero Córdoba ataja. El siguiente en Palmeiras es José Hernández quien quiere convertir, quiere sumar para equiparar el marcador, pero la tira muy alta. Finalmente el último rival de Córdoba es Julio Pinhero, Boca está a segundos de conseguir la gloria eterna y el arquero colombiano se apoya en el palo a esperar al brasileño. Mientras tanto Riquelme se arrodilla y se come las uñas, la ansiedad crece. Pinhero la tira alta, pega en el travesaño y sale. Boca es campeón de la CONMEBOL Libertadores otra vez.  Oscar Córdoba gobernó los tres palos otra vez.

 

 

Cerrar