La vuelta de Juan Pablo Carrizo al Monumental: qué fue de su carrera en estos 8 años

El ex arquero de River volverá a visitar el estadio de River en la ida de cuartos de final con la camiseta de Cerro Porteño

Juan Pablo Carrizo es un hombre que en River genera distintas emociones, pero si hay algo en lo que cualquier hincha coincide es que es parte de la historia del club. Así como se lo recuerda por mostrar seguridad en el arco, también ha sido duramente criticado. El próximo jueves 22 de agosto pisará el césped del Monumental ocho años después, sólo que en el equipo contrario. Cerro Porteño visita al conjunto de Núñez por el partido de ida de los cuartos de final de la CONMEBOL Libertadores y el arquero regresa al club de sus orígenes. 

El último recuerdo de Carrizo en el Monumental tiene un sabor amargo para los hinchas millonarios. La última vez que piso el césped del estadio fue el 26 de junio de 2011, cuando River se enfrentó ante Belgrano y, tras empatar 1 a 1, descendió a la Primera B Nacional. Luego de atravesar uno de los momentos más duros de su carrera, emigró al fútbol italiano para defender los colores de la Lazio. Por entonces aseguró que le hubiese gustado quedarse en River, pero el contrato con el nuevo club se lo impidió. “Me vi obligado a dejar la imagen de que me importó un carajo todo, y no fue así. Me tuve que ir después del quilombo, en momentos que no eran buenos”, declaró en una entrevista por aquellos años.

Ocho años después, a sus 35 y con un largo camino recorrido, Carrizo asegura que pisar el césped del Antonio Vespucio Liberti será emocionante y movilizador. Sabe que su paso por River le sirvió para formarse y así llegar a defender los colores de la Selección Argentina en 2007. Debutó en Primera con la camiseta millonaria en 2006 y dos años después fue campeón del Torneo Clausura 2008 bajó la conducción de Diego Simeone. Con el paso del tiempo fue moldeando su personalidad y modificando su temperamento, lentamente dejando atrás la impronta que lo caracterizaba: utilizar los pies dentro del área para él sí era un opción. 

Su paso por otros equipos implicó mucho menos rodaje que el que tuvo en Argentina. Al despedirse de River por última vez jugó durante dos temporadas (2011-2012 y 2012-2013) para la Lazio y disputó solamente dos partidos en la Serie A. Aún así, hay un encuentro que quedó en el recuerdo de los italianos… ante Siena por la Coppa Italia el arquero atajó los penales que le permitieron al conjunto avanzar a los cuartos de final. Vistiendo el 84 en la espalda, por el año de su nacimiento, se mantuvo firme en los tiros desde los doce pasos y se llevó todos los abrazos.  

En Inter tampoco cuidó el arco en tantas oportunidades y la lucha por la titularidad fue ardua. Llegó al club en la temporada 2012- 2013 y se despidió en 2017 tras disputar nueve partidos en el torneo local. Luego rumbeó hacia México y ficho en 2017 para Monterrey. El gran nivel de otro ex River, Marcelo Barovero, complicó la posibilidad de que Carrizo se quedara con la titularidad y cuidó el arco en cinco oportunidades desde su llegada hasta este año cuando migró hacia su actual club Cerro Porteño. No comenzó como titular en el Ciclón paraguayo, pero se ganó el puesto para la etapa final de la Libertadores desde la llegada de Miguel Ángel Russo. En Aunsción, asegura sentirse muy cómodo y feliz por la belleza de la región y la amabilidad de los ciudadanos. Aun así, vive el partido del 22 de agosto como un regreso a casa.

Cerrar