La última sonrisa de Carlos Tevez en el Bernabéu

Fue por la semifinal de la Champions League del 2015: Juventus empató 1-1 y se clasificó a la final; este domingo se juega la gran final de la CONMEBOL Libertadores entre Boca y River

Fue empate, pero se sintió como una victoria. Juventus llegaba el 13 de mayo de 2015 al Santiago Bernabéu sabiendo que el viento estaba a su favor. En Turín, había vencido 2-1. Era la semifinal de la Champions League y, con la 10, Carlos Tevez salía a la cancha con una camiseta azul con detalles en amarillo. Del otro lado, estaba todavía Cristiano Ronaldo, al que le faltaban ganar tres grandes estrellas con Zinedine Zidane como entrenador. Pero esa vez no iba a ser. Con un gol de Álvaro Morata, los italianos lograban un 1-1 que los clasificaba a la final.

Tevez había sido determinante en la ida de aquel cruce. En Turín, metió un gol de penal -se lo cometieron a él- y una asistencia -pateó y Morata la desvió-. El equipo de Massimo Allegri lograría un triunfo clave. Fue la última llave de Champions que perdió el Madrid, ya que las próximas tres ediciones las ganó. “Trato de hacer lo mejor posible para que el equipo tenga respiración. Hoy se hizo un buen partido. Me siento importante y un jugador, cuando se siente importante para un grupo, puede resolver muchas cosas”, declaró, en aquella oportunidad. 

Pero ya conocía ese estadio. Jugó tres veces en el Santiago Bernabéu. La primera fue con la camiseta del Manchester City el 18 de septiembre de 2012, en un partido de la fase de grupos de la Champions League. Los locales ganaron 3-2. Carlitos fue titular, en un duro partido para su equipo: a los 85 del segundo tiempo, vencían 1-2, pero aparecieron Cristiano Ronaldo y Karim Benzema y terminó 3-2.

El 23 de octubre de 2013, fue la otra ocasión en que pisó el Santiago Bernabéu. Fue una derrota, por la fase de grupos. Real Madrid venció 2-1 a Juventus. En esa ocasión, Tevez tampoco pudo convertir. Es uno de los estadios donde todavía no se le dio. De sus compañeros, sólo Fernando Gago jugó en ese césped. Esta vez, tendrá su cuarta oportunidad para poder lograrlo el domingo en la gran final de la CONMEBOL Libertadores entre Boca y River.

 

Cerrar