La noche en Brasil que marcó para siempre al River de Gallardo

El 27 de mayo de 2015 remontó el resultado de la ida, se impuso 3 a 0 a Cruzeiro en Belo Horizonte y se clasificó a la semifinal después de 10 años.

Aquel 27 de mayo de 2015 River Plate mostró su nivel, su ímpetu y sus ganas de ganar. En Belo Horizonte se enfrentó ante Cruzeiro por los cuartos de final de la CONMEBOL Libertadores y tenía que revertir el resultado de la ida en el Monumental donde fue derrotado por 1 a 0.

El equipo de Marcelo Gallardo venía de eliminar a su eterno rival Boca Juniors en los octavos de final y arribó al Estadio Mineirão con el deseo de romper la racha vigente: hace 10 años que no se clasificaba a las semifinales.

Wilmar Roldán hizo sonar el silbato y los de Núñez mostraron de entrada la intensidad con la que planeaban jugar. Tanto en la defensa como en el ataque reinó la solidez. A los 20 minutos llegó el primer gol, Teo Gutiérrez le hizo un pase a Carlos Sánchez quien desde el área grande detuvo la pelota, pensó y la cruzó a la derecha del arquero. El camino al éxito había comenzado.

River Plate - Cruzeiro 2015

Luego de que Ponzio no pudiera concretar su gol, segundos después llegó Jonathan Maidana. Tras un tiro libre, cabeceó a la perfección y cerró el primer tiempo con el marcador 2 a 0. Los primos 45 minutos tuvieron todo lo que a un hincha le gusta ver: juego, intensidad y creatividad.

Habían pasado cinco minutos de que el árbitro anunciara el comienzo de la segunda etapa cuando Teo puso el 3 a 0 tras eludir a Bruno Rodrigo y la esperanza moría en los locales mientras la ilusión crecía en los visitantes. El esquema del Muñeco había sido una gran elección y el 4-4-2 funcionó a la perfección. River fue superior los 90 minutos y el resultado de la ida no sólo no lo afectó negativamente sino que funcionó de motor para lucirse en la vuelta. 

Esa noche los 2.500 hinchas visitantes aplaudieron al plantel, se ilusionaron gracias al nivel de cada uno de los jugadores y cantaron al unísono. Desde Ponzio hasta Funes Mori, desde Teo Gutiérrez hasta Kranevitter, cada uno jugó con intensidad y pasión, pero ninguno de los presentes sabía que este partido sería una de las claves para lo que ocurriría meses más tarde. El 5 de agosto River repitió la cantidad de goles de Belo Horizonte y en la final ante Tigres conquistó la CONMEBOL Libertadores.

 

River Plate - Cruzeiro 2015

Cerrar