La historia detrás de la costumbre de Talleres de limpiar el vestuario visitante

El equipo cordobés lo adoptó del rugby y sorprendió a todos la semana última en San Pablo; esta noche comienza su camino en la Fase 3 ante Palestino

Talleres de Córdoba eliminó a Sao Paulo en la Fase 2 de la CONMEBOL Libertadores y jugará este miércoles ante Palestino por la ida de la Fase 3. El que gane la serie se clasificará al Grupo A donde ya esperan River, Internacional y Alianza Lima. El equipo dirigido por Juan Pablo Vojvoda fue noticia en todo el mundo no sólo por haber eliminado a los brasileños en el Morumbí, sino por la actitud que tomó luego del partido: el conjunto cordobés dejó limpio el vestuario visitante y con regalos para los locales. Es una sana costumbre que repite cada vez que juega fuera de Córdoba.

La decisión de Talleres lleva años y atraviesa distintas generaciones. Los juveniles en las inferiores toman la misma postura. Todo comenzó cuando Frank Kudelka era el entrenador (estuvo al mando de la T entre 2014 y 2018 y hoy dirige a Universidad de Chile) y continúa pese al cambio de cuerpo técnico. Es más: son los jugadores más experimentados los que llevan adelante esta postura. Pablo Guiñazú, su capitán, es quien más alienta esta sana costumbre, que tiene su orígen en el rugby. Kudelka lo tomó de los All Blacks.

Los All Blacks, el seleccionado de rugby de Nueva Zelanda, son el equipo de rugby más poderoso del mundo. Ganaron el primer Mundial en 1987 y luego pasaron 24 años sin poder consagrarse, hasta 2011. En esos años turbulentos, no lograban conseguir buenos resultados, hasta que en 2007 se produjo un cambio de filosofía, que derivó en los títulos mundiales de 2011 y 2015.

Un equipo de figuras que fue reestructurando dentro y fuera de la cancha. Entre tantas decisiones que se tomaron, una de ellas fue la de limpiar los vestuarios visitantes cada vez que los All Blacks jugaban fuera de casa. James Kerr, que pasó años junto a los All Blacks, lo definió en el libro "Legacy": "Ningún individuo es más grande que el equipo. Todos son responsables de los detalles más pequeños, incluida la limpieza del vestuario después de un entrenamiento o de un partido. Es tu trabajo, no importa quién sea".

Esa filosofía la fueron adoptando equipos en distintos deportes y llegó al fútbol de la mano de Talleres. El equipo cordobés lo adoptó primero en el torneo argentino y ahora llevó su forma de actuar a la CONMEBOL Libertadores. Este miércoles recibe a Palestino por el partido de ida de la Fase 3. El miércoles 27 de febrero será la vuelta en Chile. 

Cerrar