La hazaña de San Lorenzo ante River en la CONMEBOL Libertadores 2008: lo eliminó con 9 hombres

El 8 de mayo de 2008, le empató 2-2 en el Monumental con dos hombres menos y pasó a cuartos de final; Ramón Díaz dirigía al Ciclón y Diego Simeone, a los Millonarios

El Estadio Monumental está repleto, River Plate está en su casa y tiene que revertir el resultado para poder seguir avanzando en la CONMEBOL Libertadores. En la ida perdió 2 a 1 y la tensión se siente en cada bocanada de aire. San Lorenzo tiene el viento a su favor tras haberse impuesto de local, pero la dinámica de lo impensado siempre sorprende y ninguno sabe qué puede ocurrir en estos 90 minutos de juego por los octavos de final. 

Es 8 de mayo, se enfrentan por la revancha de los octavos de final de la Libertadores 2008. Sergio Pezzotta hace sonar el silbato y comienza el partido. En el banco del Millonario está Diego Simeone vestido con su traje negro y corbata impoluta ordenando al equipo. En el del Ciclón está Ramón Díaz con su campera del Ciclón. Ramón también está en su casa, en esa en la que se lució como técnico y como jugador, donde hizo felices a miles de fanáticos y se convirtió en ídolo, pero esta vez sus intenciones están con el rival. 

La intensidad se siente en cada jugada, River viene de perder el Superclásico por el torneo local y la hinchada ruega por una alegría. A los 11 minutos el árbitro otorga un tiro libre para el conjunto de Núñez y Abelairas lo ejecuta a la perfección dejando a Agustin Oríon sin posibilidad de despejar. La tribuna aplaude, festeja, la ilusión crece y el 1 a 0 entusiasma. Aún así, los visitantes no bajan los brazos. D'Alessandro incentiva al Ciclón y busca desequilibrar. A los 42 minutos es expulsado Rivero y van al vestuario con un jugador menos.

River - San Lorenzo 2008

La intensidad se mantiene en los 45 miuntos restantes. El segundo gol llega a los 61 minutos de penal. Falcao controla la pelota y corre al arco a toda velocidad, parece imparable, pero Bottinelli lo detiene y comete una falta en el área. Pezzotta lo expulsa, sanciona penal y el Loco Abreu se coloca desde los 12 pasos para ejecutarlo. Fuerte y al medio. Conciso. River festeja el 2 a 0 y se ilusiona con seguir avanzando en la CONMEBOL Libertadores 2008. Tiene dos jugadores más y el pase a cuartos de final al alcance, pero nada se da como parece.

San Lorenzo tiene nueve jugadores, pero no está dispuesto a darse por vencido, no disminuye la fuerza y va en busca de remontar el resultado. A los 69 minutos Gonzalo Bergessio recibe un pase de Placente y cruza la pelota a la perfección anotando el 2 a 1. El panorama cambia por completo y el plantel visitante toma aún más fuerza. Tan solo tres minutos después del gol, llega el empate. Bergessio repite la hazaña y de cabeza convierte el último gol del partido. La ilusión para River se apaga, el entusiasmo también y el estadio lo siente. En una cabecera, miles de fanáticos del Ciclón celebran una hazaña impensada.

River - San Lorenzo 2008

Suena el silbato final. El equipo de Ramón Díaz eliminó al Millonario en su cancha y D'Alessandro desde la cancha declara: "Mi corazón es de River, pero el presente es de San Lorenzo" . Una remontada histórica, una pasión única y una eliminación inolvidable. Ese año San Lorenzo quedó afuera tras perder por penales en los cuartos de final ante Liga de Quito, pero los octavos de final serán recordados por todos los hinchas del Ciclón como una hazaña apasionante. La épica que genera revertir un resultado contra uno de los equipos más grandes de Argentina no se olvida jamás. 

Cerrar