La gran salvada de Buffarini que le permitió a San Lorenzo ganar la CONMEBOL Libertadores

Fue contra Gremio, por los octavos de final 2014, año en el que salió campeón junto a Mas, quien también formó parte de aquel equipo; ambos buscarán otra vez la gloria con Boca este domingo

“Es casi como un gol”, grita el relator. Hernán Barco encara a Sebastián Torrico. Decide picarla. Van 10 minutos del primer tiempo. San Lorenzo le ganó a Gremio 1-0, en la ida de los octavos de final de la CONMEBOL Libertadores de 2014, en el Nuevo Gasómetro. El estadio, en Porto Alegre, está colmado. La toca y supera al arquero. Es gol, es gol, es gol y aparece Julio Buffarini corriendo, se cruza y, cuando la pelota está por picar -y si toca el suelo se volverá a elevar y será inalcanzable- se tira, la toca con la parte externa de su pierna derecha y la salva. Su heroísmo, aún así, no termina esa noche.

A los 83 minutos, Dudu metió un gol y quedó 1-1. El equipo de Edgardo Bauza, que había hecho una muy mala primera fase, queda al límite. De visitante, va a penales. Ahí, Torrico hace diferencia. Erran Barcos y el uruguayo Maximiliano Rodríguez. La última pelota desde los doce pasos le toca a Buffarini. Con la parte interna del botín, la toca a un costado, pega en el palo y entra. San Lorenzo alcanza los cuartos de final.

“Llegué en uno de los peores momentos. Muchas historias se me vienen a la cabeza. Cuando estaba por firmar acá en San Lorenzo, me decían que estaba loco”, declaraba el cordobés, en el Nuevo Gasómetro, tras ganarle a Nacional de Paraguay y conseguir su primera Libertadores. Llegó desde Ferro -que estaba en la segunda división- en 2012. Fue una apuesta de Ricardo Caruso Lombardi. El club blaugrana estaba cerca de descender esa temporada. En las últimas fechas del campeonato local, logró jugar la Promoción y venció a Instituto de Córdoba, cuyo centrodelantero era Paulo Dybala. En aquella gesta que sostuvo a San Lorenzo en la primera categoría, el refuerzo fue clave.

Por eso, esa noche, el cordobés recordaba los malos días. Con gol de Néstor Ortigoza de penal, consiguieron la gloria los cuervos. Buffarini era el lateral derecho de aquel equipo. El izquierdo era Emmanuel Mas. Desde los costados, el conjunto Bauza sacaba diferencia. Este fin de semana, ambos futbolistas tendrán la chance de volver a ganar una CONMEBOL Libertadores, esta vez con la camiseta de Boca.

Cerrar