¡La final de la CONMEBOL Libertadores 2020 será en el Maracaná!

El emblemático estadio recibirá el partido decisivo el 21 de noviembre del año próximo

La espera se terminó. La final de la CONMEBOL Libertadores 2020 ya tiene sede: el Estadio Maracaná de Río de Janeiro fue elegido para ser la casa de la definición de la Copa del año próximo. El partido decisivo será el 21 de noviembre de 2020. La decisión se tomó en la reunión de consejo de CONMEBOL, en Luque, Paraguay. Estadio emblemático, donde se jugaron dos finales de mundiales , ahora será anfitrión de un nuevo gran evento.

En ese estadio en 1950 se disputó la Copa del Mundo y batió el récord de espectadores con 199 854 hinchas que se acercaron a ver la final entre Brasil y Uruguay que quedó recordado en la historia del fútbol por siempre. La Selección Charrúa le ganó 2 a 1 a los locales y allí nació el famoso Maracanazo. En 2014 el Maracaná vio como Alemania le ganaba a Argentina la final y celebraba el campeonato mundial frente a más de 70 mil personas. Este año fue sede de la Copa América y Brasil levantó la copa tras ganarle 3 a 1 ante Perú.

Las distintas modificaciones que se realizaron, para cumplir con la mayor cantidad de normas FIFA posibles, fueron reduciendo la capacidad de espectadores, pero también mejorando la calidad del estadio. No sólo fue la casa de grandes eventos futbolísticos, sino también recibió a grandes artistas como Queen, Paul McCartney, Frank Sinatra, U2, Kiss, Madonna, entre otros tantos. En 2016 los mejores atletas del mundo mostraron su nivel en los Juegos Olímpicos y el Estadio Maracaná fue elegido para las ceremonias de apertura y clausura.  

El Maracaná ya fue anfitrión de dos finales de Libertadores. En 1981, cuando se consagró Flamengo, allí se jugó la definición de ida ante Cobreloa. En 2008, fue la única vez que la Copa se entregó en el Maracaná: Liga de Quito levantó el trofeo tras vencer a Fluminense por penales.

En 2020 será la sede de la CONMEBOL Libertadores. Tiene capacidad para 74 mil personas. Además gracias a las modificaciones realizadas en 2014 para el Mundial se aplicó la expansión del techo del estadio, que cubrió todos los asientos. En un año, el Maracaná que vio a tantos equipos festejar, a tantos hinchas abrazarse de tristeza y felicidad, conocerá al nuevo campeón de América.  

Cerrar