La fiesta de la Copa Libertadores se trasladó a la Superliga

Después de 8 meses de la gran final en Madrid, River y Boca se volvieron a ver las caras.

No fue un partido de Copa Libertadores. Está claro. Pero en las tribunas estuvo muy presente en todo momento el gran torneo del continente. La final de la edición 2018 está muy presente.

Repleto de banderas y todos los cánticos se relacionaron a la Libertadores. Luego de protagonizar la última final, River y Boca tuvieron que esperar ocho meses para volver a verse. Pasó la última parte del torneo local, pasó la Copa Superliga, en la que el Xeneize llegó a la final y el Millonario se quedó en el camino ante Atlético Tucumán. Y hasta pasó la Copa Argentina, porque los de Gustavo Alfaro cayeron ante Almagro en 16avos de final. 

El estadio brilló como en una noche de Copa. Claro, la Copa Libertadores 2018 estuvo presente en cada cántico, en cada recuerdo del hincha. Y, además, la Copa estuvo presente en todo lo que se viene: exactamente en un mes, en esa misma cancha, River volverá a recibir a Boca por las semifinales. El 22 se definirá todo en La Bombonera. 

Los equipos se midieron, pero también fue un ensayo para las tribunas. El primero de octubre volverá la fiesta de la Copa CONMEBOL Libertadores al Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti. Habrá una nueva edición del Superclásico argentino, una reedición de la final pasada que se dará justamente para definir a uno de los dos finalistas. 

Cerrar