Jorge Jesús y Enzo Pérez, un descubrimiento y una revelación

La relación entre el técnico de Flamengo y uno de los símbolos de River

Es 2014. Enzo Pérez tiene 28 años y defiende los colores del Benfica. Jorge Jesús lo dirige. Desde afuera de la cancha ve en el recién llegado de Estudiantes - que juega de volante por derecha - cualidades para ser un gran doble cinco. Pero la costumbre es algo difícil de combatir, desligarse de lo aprehendido no es sencillo y a Enzo Pérez el cambio no le gustaba para nada.

"Jesús me propuso jugar como doble cinco. Yo no quería saber nada, no me veía ahí, pero me dijo: 'Quedate tranquilo, vamos a practicar. Te voy a mostrar videos y haremos ejercicios después de hora'”, contó en una entrevista con el diario argentino La Nación. Hay momentos que funcionan como una bisagra en la vida. Nada de lo que ocurrió hasta ese punto será similar a lo que venga después y Jorge Jesús es el autor de uno de esos momentos en la vida de Enzo Pérez.

La estabilidad nunca jugó en su equipo y aprendió a gambetear sin ella. De chico vivía como nómade, mudándose y reconfigurando su estilo de vida según cómo estuviese la economía de la familia en ese momento. Supo adaptarse a vivir en un garaje o a cambiar de hogar cada tres meses. Tal vez fue justamente esta capacidad de adaptación lo que hizo que hoy sea una de las estrellas del plantel de River. 

Jorge Jesús cambió de posición a Enzo Pérez en 2014 y ese año fue elegido como el mejor futbolista de Portugal. El técnico vio una jugada que ningún otro había visto y el mendocino supo adaptarse. Juntos levantaron cinco copas: la Copa de Portugal 2013/2014, las ligas de Portugal 2013/2014 y 2014/2015, la Supercopa de Portugal 2014 y la Copa de Liga 13/14. Aun así, la gloria duró poco ya que el 2 de enero de 2015 cambió la camiseta del Benfica por la del Valencia.

Dos años después cumplió la promesa que se había hecho a él mismo y a su familia: jugar en River. En un comienzo Marcelo Gallardo le pidió que jugara 20 metros más arriba de lo que estaba acostumbrado como volante central en el Valencia. Lo quería delante de Ponzio y así fue durante un año y medio. Al tiempo volvió al lugar que Jorge Jesús le había elegido y se consolidó como el 5 del River modelo 2019 tras alternar en el campeón de 2018.  

Hoy Enzo tiene 33 años y está listo para jugar otra final, sólo que esta vez del otro lado hay un técnico que fue determinante en su vida. Jorge Jesus es para Enzo Pérez lo que Alexander Fleming es para la penicilina, lo que Newton para la gravedad. Jorge Jesús es su descubridor y este 23 de noviembre, el gran hallazgo del técnico será su rival. 

Cerrar