Javier Reina, el refuerzo que DIM estaba esperando

Llegó desde Once Caldas para llevar al equipo de Medellín a la Fase de Grupos. Marcó dos goles y dio una asistencia.

Javier Reina tiene una de esas zurdas que arrancando desde la derecha encuentra un perfil como para lastimar al rival desde dos perspectivas: el disparo y el panorama para habilitar. No siempre pueden producirse todo eso a la vez. Pero en algunas ocasiones especiales se dan. Y, cuando ocurre, el rival no tiene nada más que hacer. Deportivo Táchira podrá dar testimonio de eso: cayó en Medellín 4-0.

El primer gol fue de penal. La definición fue rasante, un toque tan preciso como para que la pelota no se despegar del suelo, fuera acariciando el césped y entrara besando el palo. Recién arrancaba el partido y parecía que la ventaja del DIM podría ser imporante. 

El segundo no se hizo esperar. Otra vez, Reina tuvo un protagonismo brillante: habilitó a Larry Angulo, de derecha a izquierda, metiendo un pase que dañó a la defensa. La claridad para observar los espacios y la magia para ponerla donde quiere.

El tercero fue la maravilla de la noche. Desde afuera del área, llevando el fútbol colombiano en las venas, acomodó la cintura y la cruzó de palo. Al ángulo. Imposible para el arquero.

Reina debutó en América de Cali hace 15 años. Su experiencia en el fútbol sudamericano es enorme. Tiene 31 años, pero mucho camino recorrido. Al DIM llegó para mostrar protagonismo y hacerse cargo del equipo. En el 4-2-3-1 juega recostado por la derecha, como un mediapunta que aprovecha el panorama para lastimar. Con los goles generará brillo. Con las asistencias hará que su equipo vuele alto.

Cerrar