Independiente neutralizó a Santos, pero se quedó en el 0-0

El Rojo peleó y logró reducir el potencial peligro del equipo brasileño hasta anularlo. Pero no pudo concretar las suyas.

La previa en el Libertadores de América fue para enmarcar: las 18 Copas internacionales de Independiente en cancha, el aplauso cerrado a los jugadores recientemente campeones de la Suruga Bank y los mensajes de sus familiares. Pura emoción en la antesala de un partido ante Santos que, se esperaba, también sea vibrante.

Sin embargo, en Avellaneda se vieron pocas emociones y el partido terminó sin goles. En el primer tiempo ni el equipo de Holan ni el conjunto brasileño llegaron con claridad al área rival y la lucha se transformó en pieza clave. A medida que corrían los minutos, la falta de generación de juego comenzó a hacerse evidente. 

En el complemento el Rojo comenzó a acomodarse de a poco en la cancha y terminó cambiando parcialmente su imagen: se hizo dueño de la pelota y empujó a Santos contra su arco, pero a fuerza de centros. Cabe destacar que Martín Benítez, que participó de cuatro de los siete goles de Independiente en la Copa, estuvo ausente por lesión y los de Holan lo sintieron.

La buena: Rodrygo, vendido a Real Madrid, fue controlado por Burdisso y Brítez, que fueron piezas fundamentales para mantener el cero en el arco de Campaña. De hecho, no se registraron remates por parte del elenco de Cuca. Un cero que tendrán que hacer valer tanto Independiente como Santos en Brasil. 

Cerrar