Gustavo Alfaro y una charla abierta de fútbol

El director técnico de Boca habló de todo en la conferencia de prensa en Cardales. Mercado, pretemporada y mucho fútbol.

Gustavo Alfaro no se guarda ni una palabra. Cita a quien tenga que citar. Puede pasar por escritores, políticos, deportistas y cantantes. Tiene un abanico de recursos verbales que conforma a todos los presentes en la conferencia de prensa que brindó en Cardales, donde Boca Juniors está realizando la pretemporada. 

Responde cada pregunta. No esquiva nombres del mercado de pases. No tira la pelota afuera. Deja una definición futbolística, no se mete en todo lo que exceda a una pelota y un campo de juego. Así, habló sobre uno y cada uno de los nombres que se perfilan extraoficialmente en el mercado de pases:

  • José Luis Palomino: "En cuanto a la cuestión de Palomino, está la intención del jugador de venir a Boca, el club lo quiere, nosotros lo queremos, pero es difícil".
  • Iván Marcone: "Lo de Marcone no es sencillo, pero él entendió que es una buena oportunidad, estamos en un plano de situaciones club a club. Nosotros lo conocemos bien a Iván, lo hicimos debutar, es un gran chico".
  • Jorman Campuzano: "Lo de Campuzano está del lado de Atlético Nacional, son cuestiones legales que nosotros no podemos intervenir. Este es un mercado un poco incómodo porque es de medio término, es difícil quedarse con jugadores, tanto del medio local como de afuera".
  • Marcos Díaz y Agustín Rossi: "Hay pedidos por Rossi de distintos clubes, pero Boca no quiere opción de venta, Boca lo quiere tener. Si se va Rossi, Marcos Díaz podría llegar, pero él tiene una propuesta de Europa. A veces los tiempos no son los que uno quiere".
  • Ángel González: "Está dentro de los jugadores que miramos y nos pasaron un precio importante. Estamos trabajando en las dos realidades. Necesitamos jugadores que el 27 se pongan la camiseta de Boca y jueguen, pero también pensamos en jugadores a futuro".

Fútbol. Habla de fútbol y disfruta haciéndolo. Disfruta con su liderazgo en este nuevo mundo. 

"Hay que jugar con un montón de situaciones. Puede ser con Wanchope y Benedetto, pero dónde queda Pavón, dónde queda Tevez en esa estructura. También estoy muy contento con Zárate, algo que me pasó con Wanchope cuando llegó a Huracán. Mauro es un jugador que le puede dar un plus a Boca. Trabaja, corre, me sorprendió para bien. Si tengo 90 minutos plenos de rendimiento entre Tevez y Zárate, tengo dos jugadorazos", comentó respecto a la acumulación de delanteros de su equipo y las posibilidades de verlos a todos en cancha y siguió: "Wanchope y Benedetto son compatibles. Lo son porque son diferentes. Benedetto es un punta central que tiene asistencia, es algo extraño. Si Darío tiene esa capacidad de jugar en espacios reducidos, si no se lesionaba, era el 9 ideal para la Selección. Wanchope es diferente, cansa a todos los rivales. Además, tiene un optimismo tremendo. Es un goleador, te lleva a jugar al límite. Se mueve al límite de los defensores contrarios, si lo tenés, hay una sensación de peligro. No es imposible verlo juntos. En mi cabeza está que contra Aldosivi jueguen un rato juntos. Hay una serie de circunstancias para que jueguen juntos, cómo llega la pelota al área, cómo armo el medio. Es un ensamble misterioso de compatibilización de capacidades. Hay que ver".

En cuanto a la organización en cancha, explicó: "Voy a priorizar los nombres dentro del esquema. Mis equipos se caracterizan por tener un orden. Pero el órden no coarta la libertad. El orden es organización. Hay que darle libertades. Hay que formar sociedades dentro de un equipo. Se tienen que entender. Los jugadores se tienen que preguntar: ¿de qué manera tengo que jugar yo para darle al equipo dependiendo de mis capacidades individuales? El orden no conspira contra la libertad creativa. El orden sirve para descansar y no pensar tanto en situaciones claras. Si no recuperamos la pelota, hay que correr, mientras más ràpido la recuperemos, más tenemos para jugar". Y siguió con la clase: "Los equipos tienen que tener dos niveles de pausas. Primero de mitad de cancha para atrás. Tiene que haber un jugador que te una las dos bandas. No hay nada más ràpido que el pase. El segundo sector de pausa es en tres cuartos. El vértigo sin pausa no sirve. Te la puede generar Tevez, Reyonoso. En cambio, de mitad de cancha para atrás, esa pausa te la puede dar Gago, Pérez, Campuzano...me gustaría tener esos dos lugares de pausa".

Por último, habló de tres jugadores suyos específicamente:

  • "No pude hablar mucho con Gago. Lo vi en Casa Amarilla e intercambié algunos mensajes. Él está en el límite ahora de dejar las muletas. Su idea es que este fin de semana pase por Cardales. Hablamos brevemente. Este es su lugar, su mundo".
  • "Yo le dije a Pavón que quiero recuperar la mejor versión de él. Quiero volver a ver la dupla Pavón y Benedetto, que era tremenda. Lo de Fabra también, volvió y hay que recuperar su nivel".
  • "Lo veo feliz a Tevez. Veo al Carlos Tevez que esperaba ver. Después tenemos que ver lo futbolístico, les decía a los jugadores que hablar de sistemas sin nombres propios a veces no es real. Hay que buscar los sistemas a través de los nombres. Estoy viendo al Carlos Tevez que quería ver. Lo veo feliz, comprometido. En este momento de Boca, Tevez tiene que estar al frente. Pero le dije: 'te voy a apretar, te voy a pedir todo'. Si lo ves a Carlitos tirándose a los pies, ¿qué le queda a los demás? Después, el que lleve el brazalete, me da lo mismo, no es importante. Si yo le exigo a Tevez es porque sé que le sobra. Porque si yo le pido, es porque tiene para darnos. Él quiere la gloria y entre todos vamos a buscarla".

Cerrar