Guillermo: el máximo ganador de la CONMEBOL Libertadores en Boca

Junto a Battaglia y a Ibarra, son los que más estrellas consiguieron: 2000, 2001, 2003 y 2007

Fue fuerte y al medio. Festejó y dio unos pasos para abrazar a Oscar Córdoba. Felipe Scolari miraba desde el banco de suplentes de Palmeiras. Alex, de zurda, ya había convertido. Quizás, sus palabras al arquero colombiano le sirvieron. Porque Faustino Asprilla apuntó al costado derecho y se lo atajaron. Juan Riquelme, Martín Palermo y Jorge Bermúdez convirtieron. Guillermo Barros Schelotto ganaba su primera CONMEBOL Libertadores. Serían cuatro.

Guillermo fue titular en la vuelta, en San Pablo. En la ida, ni él ni Palermo habían estado. En la Bombonera, sí había jugado Gustavo, su hermano, que en la vuelta por los octavos, contra El Nacional de Ecuador, había marcado el tercer grito de aquel 5-3. No fue una Libertadores en la que Guillermo convirtiera demasiado: apenas un grito de penal, en la fase de grupos, contra Universidad Católica.

Boca fue bicampeón y Guillermo volvió a ser determinante. En la primera fase, no convirtió. Pero en la etapa de eliminación directa fue de las figuras de la competición. En octavos, gritó el 1-1 contra Junior, en la Bombonera. En cuartos, brilló: del 4-0 global contra Vasco da Gama, metió tres. En semi, en la ida, en La Bombonera, frente a Palmeiras, marcó el primero de penal, en el 2-2. Esa fue su segunda Copa.

La tercera fue donde más brilló. Metió seis goles y era una pieza fundamental para aquella potente delantera en sociedad con Carlos Tevez y con Marcelo Delgado. Su primer partido fundamental fue contra Paysandú. En la ida, los brasileños, en la Bombonera, habían vencido 1-0. En la vuelta, la remontada fue impresionante: 2-4, con tres gritos del Mellizo. Para cuartos, también la rompió: en Chile, contra Cobreloa, metió dos goles, para lograr el 1-2 que abrió una gran serie clave. Antes, había convertido en fase de grupos contra Barcelona de Ecuador.

La Libertadores de 2007 lo tuvo más como recambio que como variante fundamental. El gran nivel de Rodrigo Palacio, de Palermo y de Riquelme hizo que el Mellizo no fuera necesario. Tiempo después, dejó Boca. Sin embargo, allí consiguió su cuarta estrella. Junto con Sebastián Battaglia y con Hugo Ibarra, son los máximos ganadores en Boca de esta competición. Apenas el chivo Pavoni y Ricardo Bochini de Independiente los superan, con 5, y Pancho Sá (Boca e Independiente), con 6.

Cerrar