Gerson, el "vapo" y una moda que promete perdurar en Flamengo

Marcó dos goles y fue una de las figuras en la Recopa que consiguió Flamengo

"Espero que dure mucho tiempo", dice sobre su festejo. "Vapo, vapo", gritan miles de personas en el Maracaná, luego de que Gerson marque el tercer gol y asegura la Recopa Conmebol para Flamengo. El gesto es marca registrada: sus brazos cruzados, con las muñecas a la altura de la garganta y las mueve hacia abajo.

"Vapo es vapo", dice Gerson, entre risas, cuando le preguntan sobre su festejo. "Es algo que comenzó con mis amigos, ahora todos lo están disfrutando", cuenta. Gerson fue, tras Gabigol, el más aplaudido en la final que Flamengo le ganó a Independiente del Valle por la Recopa Sudamericana.

“Fue algo tan espontáneo que no esperaba que tuviera tanta repercusión. Me divierte ver a los niños haciéndolo. Me paran para tomar una foto y me piden que haga la señal del vapo. Pero no son solo los niños, ¿verdad?” Todos se están uniendo a la ola vapo”, dice entre risas. No son sólo los niños. Su festejo fue copiado desde el presidente de Flamengo hasta el propio entrenador, Jorge Jesús.

Con apenas 22 años, es mucho el camino recorrido por Gerson. Nacido en Belford Roxo, en Río de Janeiro, comenzó su carrera en otro de los equipos cariocas. Fluminense, clásico rival de Flamengo. Se fue a Italia en 2016, tras dos años en la primera del Flu, donde pasó por Roma y Fiorentina. El año pasado decidió regresar a su ciudad pero con otros colores: Flamengo lo contrató.

Pudo mirarse en los espejos de dos grandes figuras como Totti, en el vestuario de Roma, y Ronaldinho, con quien compartió plantel en Fluminense. Pero él elige armar su propio camino. “Mi objetivo es ser conocido como Gerson, un volante que gana títulos con Flamengo”, dijo cuando llegó al club.

Fueron las charlas con su padre las que lo hicieron dejar de lado el fútbol europeo y por eso eligió volver a Brasil, a pesar de sus 22 años. “Allí estaba muy solo y eso me dio la posibilidad de pensar, analizar y buscar la evolución”, destacó en una entrevista. La evolución la encontró con Jorge Jesús, quien le dio la oportunidad y hasta lo puso para dejar en el banco a una figura como Diego. “Sabe cómo aprovechar al máximo cada jugador. Él exige mucho de nosotros en el entrenamiento. Es un detalle extremo. Vinculado a pequeños detalles. Es un entrenador con un fantástico conocimiento del fútbol y que se dedica las 24 horas al trabajo”, destacó.

Gerson y el vapo, una unión que durará por mucho tiempo más en Flamengo.

Gerson Vapo

Cerrar