Germán Cano: "Encontré mi lugar en el mundo; estoy disfrutando"

El argentino, máximo goleador de la historia de Independiente de Medellín, vive un momento espectacular y logra algo difícil para un deportista con tanta exigencia: disfrutar.

La paró de espaldas al arco. Giró en un par de movimientos rápidos. La punteó. El final es el de casi siempre: gol. Pero no fue un gol más. Fue el número 92 en su carrera en el DIM. Con ese tanto en la CONMEBOL Libertadores ante Palestino, marcado el miércoles último, el argentino alcanzó el récord y se convirtió en el máximo anotador en la historia de Independiente Medellín. Germán Cano, de él se trata, tiene 31 años y una larga trayectoria en el club colombiano: llegó a DIM en 2012, se fue en 2014 al fútbol mexicano. Volvió en 2018 para hacer historia y ya lo hizo.

- Debutaron en la Copa y marcaste el gol del récord. ¿Con qué sensaciones se fueron de Chile?

- Sí, fue nuestro debut en la Copa y fue muy bueno. Se consiguió un resultado muy positivo. Es difícil marcar goles de visitante y por suerte con ese gol que hice pude llegar al N° 92 en DIM y alcanzar el récord. En lo personal estoy feliz y es un orgullo quedar en la historia grande de una institución de más de 105 años.

- ¿Qué repercusiones tuviste? ¿Con quién te mensajeaste después del partido?

- Con todo el mundo. Fue un momento muy lindo, se me cruzaron un montón de cosas por la cabeza. Estoy muy contento.

CONMEBOL Libertadores German Cano Independiente Medellin DIM PS

- ¿Por ejemplo? ¿Qué se te cruzó por la cabeza?

- Si miraba dos meses y medio atrás, yo estaba a 25 goles de llegar a esa meta. Hoy, si me pongo a pensar, pasó todo muy rápido. Que haya marcado ese gol y que con ese gol pueda llegar a 92 goles con la institución... Nada. Es muy lindo. Uno a veces dice que es inalcanzable, pero en algún momento de la vida, llega. Lo hice en la institución que más quiero. 

- ¿Recordás en qué momento te enteraste que había un récord de 92 goles?

- Sí, cuando llegué en enero de 2018 a Medellín. Yo estaba en México, en Pachuca. Cuando volví al club en enero me faltaban creo que 40 goles para alcanzar a Vicente Grecco, que es argentino también. Yo decía: 'No, es inalcanzable'. Y lo dejé ahí, no le dí mucha importancia. Dije: 'bueno, si se da, se da; si se da este año bienvenido sea, sino bueno, en algún momento de mi carrera volveré acá a Medellín y lo haré'. Nunca me imaginé que en 2018 iba a meter 34 goles y quedar muy cerquita de ese récord. Yo no me lo imaginaba. Pero sí, estaba al tanto de los goleadores históricos. Yo había llegado como el sexto goleador histórico de Medellín.

- ¿Quién te lo contó?

- Un periodista, después me mandó una foto. Estabámos los que teníamos más goles y yo aparecía en el sexto lugar.

AFP German Cano Independiente Medellin DIM

Todas las fotos de Cano son diferentes pero es sólo por su variedad de festejos. En todas las placas que le toman está celebrando un gol. Haciendo el gesto de la L -su hijo se llama Lorenzo-, señalando al cielo o gritándolo eufóricamente. Pero siempre festejando. Es que son pocos los partidos en los que el delantero no marca. En Independente Medellín tiene más de un gol cada dos partidos. Infernal.

Con números para agrandarse, el goleador hace todo lo contrario: chistes, se ridiculiza, lo toma con humildad:

- Y en el DIM tu promedio de gol es altísimo: es de 0,60 por partido. Es una locura...

- Con esos números tendría que ir a la Selección, jaja

- Sí, ¿no?  

- Sí, si vos te ponés a contar los números y el promedio, sí, es una locura. Ahora voy cinco de cinco. Cinco partidos, cinco goles. Cuatro por Liga y uno por Copa.

- A la Selección la nombraste en chiste, pero, ¿no lo ves como una posibilidad real?

- ¡Noo, es una locura! En otra vida, por ahí, jaja. No, con todos los jugadores que hay, imposible. Ni me lo pongo a pensar porque sé que es imposible. 

- Después de jugar en Lanús, Chacarita, Colón, varios clubes en México, pareciera que en DIM encontraste tu lugar en el mundo...

- Sí. Medellín me abrió las puertas cuando no era nadie. Siempre voy a estar agradecido. El cariño que me brindan acá es impresionante. En ningún otro lado del mundo lo voy a poder conseguir. Es algo lindo. Lo disfruto y trato de estar tranquilo. Acá me siento en mi lugar en el mundo. Eso no lo cambio por nada. Pongo las cosas en la balanza y me tira mucho más Medellín que otras cosas, que el dinero y otras cosas que puedan pasar en el ambiente del fútbol.

- ¿Como ciudad también te gusta?

- Es una ciudad súper ordenada, muy cuidada, con mucha vegetación, la gente es súper amable. Le llaman la ciudad de la eterna primavera, porque nunca hace frío ni calor. Es un punto a favor, no ocurre en todos lados. Es una ciudad increíble, es otro mundo. Me siento parte de aquí. Lorenzo, mi hijo, nació acá. Es otro cariño más que le tengo a la gente y a la ciudad. 

Más información: ¿Cómo ver DIM vs. Palestino en vivo por Facebook este martes 12 de febrero?

- ¿Y cómo se vive el fútbol ahí, comparado, por ejemplo, con Argentina que es de donde surgiste?

- Es totalmente diferente, sobre todo en Medellín. Imaginate que el Atanasio Girardot, alrededor de la cancha, no hay alambrados. Está la platea y al lado, la cancha. Imaginate. Se vive muy diferente. Acá, en Colombia, es mucho más tranquilo, mucho más sereno, con mucha paz. Al estadio pueden entrar camisetas de todos los equipos que nadie te va a decir nada. No pasa nada. En ese sentido lo ven como una rivalidad, pero no lo llevan al extremo como somos los argentinos, que lo sentimos con otra pasión. Es un fútbol táctico, dinámico, que va creciendo mucho. Ahora con la Selección le están dando mucho prestigio a los clubes de acá, de todo Colombia. Es como en Europa, totalmente tranquilo. Cuando se juega el clásico paisa (DIM vs. Atlético Nacional), no pasa nada. Es mitad Medellín, mitad Nacional y no pasa nada. Están todos mezclados. Gritan y es como si nada. 

- ¿Te sentís más cómodo con eso que en Argentina?

- Sí, estoy tranquilo, no estoy para que me insulten, eso ya lo sufrí bastante. Encontré mi lugar en el mundo. Es muy difícil poder conseguirlo y Medellín me abrió las puertas. Estoy agradecido.

- ¿Qué pasó a principio de año que estuviste cerca de irte?

- Sí, tuve varias propuestas. Pero llegamos a un acuerdo en lo económico. La idea era poder seguir para batir el récord, para hacer más historia. Ése era un punto que tenía pendiente. Uno pone las cosas en la balanza y tira más Medellín. 

- ¿Qué se puede esperar del DIM en la CONMEBOL Libertadores?

- Podemos hacer una gran Copa Libertadores si mantenemos esa posesión como la tuvimos el año pasado, sobretodo en el segundo semestre. Podemos hacer grandes cosas. Tenemos grandes jugadores que lo pueden hacer bien. Sólo es cuestión de ajustar unas tuercas en la parte defensiva más que nada para poder cerrar los partidos. Medellín puede entrar a la Fase de Grupos tranquilamente, si hacemos el trabajo que el profe nos pide. Creo que podemos cumplir un buen papel.

- ¿Miran el Grupo que puede tocarles? Está el campeón de América...

- Sí, River, Internacional y Alianza Lima. Está jodido, ja. Pero vamos paso a paso. Para nosotros el mejor partido es ahora, el martes, contra Palestino. Después, vemos. 

Cerrar