Flamengo y Emelec: un historial que favorece a los cariocas

Los de Río de Janeiro vencieron en cinco oportunidades, aunque cayeron en una. Es un duelo desparejo en historia, pero con ilusiones semejantes.

 

De Brasil hacia arriba hay solo dos equipos que defienden en esta CONMEBOL Libertadores a la zona norte del continente: Emelec y Liga de Quito. Perú, Colombia y Venezuela no lograron tener representantes. Los dos fueron los que disputaron la última final del torneo ecuatoriano. Aunque la realidad de ambos conjuntos es diferente: los de Guayaquil terminaron la fase de grupos con cambio de entrenador -se fue Mariano Soso- e ingresaron a los octavos de final sobre el final, con una gran victoria sobre Cruzeiro -la primera frente a un rival brasileño de visitante-, pero como uno de los conjuntos que menos puntos sumó. Eso pinta un panorama a favor y en contra: puede pensarse como el más débil y eso, a veces, es una virtud.

Delante tiene un gigante. Flamengo es uno de los equipos con más hinchas y más presupuesto en el plantel. El gigante de Río de Janeiro es local en el Maracaná, el estadio más grande y hace pesar su historia. Pero, aunque quedó primero, le costó su clasificación: hasta los últimos minutos sufrió contra Peñarol, en Montevideo. Empató 0-0 y pasó a la siguiente ronda. El campeon de la Libertadores de 1981 podrá agigantarse o no en el cruce con los ecuatorianos.

A Emelec le han costado los goles en la primera vuelta. Distinta fue la realidad de Flamengo que logró marcarle siete gritos a San José. El potencial ofensivo de los cariocas comienza en un centrodelantero de los más prestigiosos del campeonato: Gabriel Barboza, Gabigol. A los de Guayaquil los gritos le costaron: Bryan Angulo Tenorio no tuvo el olfato de 2018. Sin embargo, la realidad cambia cuando la historia es mano a mano: el pasado se olvida y arranca todo de nuevo.

El historial es favorable para Flamengo. Se enfrentaron en seis oportunidades y en sólo una venció Emelec: en 2012, por el Grupo 2 de la Libertadores, por 3-2. El resto favorece a los cariocas, quienes cerrarán la serie de locales. Abel Braga suele usar un esquema de 4-2-3-1, aunque a veces puede modificar al 4-4-2 o al 4-3-3. En el medio, tiene compromisos importantísimos: Copa de Brasil contra Corinthians y el Brasileirao, donde cosecha dos victorias, un empate y una derrota. 

Emelec Copa Libertadores 2019

Flamengo Copa Libertadores 2019

Cerrar