Flamengo campeón de la CONMEBOL Libertadores 2019: a un año de la histórica Final ante River

Hace un año el Mengao remontó el partido con dos goles de Gabigol y levantó el trofeo más importante de América tras 38 años.

Es difícil de explicar qué es lo que genera el fútbol y muchas veces se convierte en una montaña rusa de emociones en la que por momentos uno se encuentra celebrando hasta las lágrimas y en otras, derrotado sin palabras. La final de la CONMEBOL Libertadores 2019 entre River Plate y Flamengo en Lima fue justamente eso, una montaña rusa de emociones para los hinchas de ambos equipos. El resultado del partido tomó otra dirección en los últimos cinco minutos y en un pequeño lapso de 300 segundos se llevó la sonrisa de miles de hinchas de River para llenar de alegría a todo Flamengo. Hace un año, el 23 de noviembre de 2019, se jugaba en el estadio Monumental de Lima la primera Final Única de la Libertadores, un verdadero hito para una competencia que tiene más de 60 años.

Gabriel Barbosa Final Conmebol Libertadores River Flamengo

Flamengo y River se enfrentaron en un partido que jamás será olvidado. Más de 180 países prendieron sus televisores, millones de hinchas en todo el mundo querían ver al último campeón de la Libertadores enfrentarse con el Mengao, que iba en busc de su segundo título.

Un día como hoy, hace un año, más de 70 mil personas se acomodaron en el estadio con el corazón latiendo a toda velocidad y la ansiedad recorriendo todo el cuerpo a la espera de que el árbitro Roberto Tobar diera comienzo al partido. Cantaron Tini Stoessel, Fito Paéz, Anitta, Yatra, y otros artistas hasta que finalmente sonó el silbato y comenzó el partido.

Flamengo arranca su ataque. River también muestra su intensidad. A los 14 minutos Rafael Santos Borré define y abre el marcador. La hinchada del Millonario se abraza emocionada, Marcelo Gallardo levanta los brazos y sonríe. La idea de repetir la conquista de 2018 ante Boca Juniors parece volverse realidad y las expectativas crecen cada vez más.

Aún así, todavía quedaban 76 minutos de juego para levantar el trofeo y Flamengo también lo deseaba. Borré y Suárez presionaban a los defensores rivales, Javier Pinola y Enzo Pérez mostraban su nivel, pero los brasileños paulatinamente comenzaron a pasar la mitad de cancha y ganar terreno.  La precisión tardaba en llegar para los dirigido por Jorge Jesus que perdieron más de una chance de gol. 

A los 89 minutos el partido tomó una dirección completamente diferente. Bruno Henrique rompió barreras con su velocidad como una flecha dirigida con una perfecta puntería, tocó con De Arrascaeta, que casi desde el piso le puso una pelota perfecta a Gabriel Barbosa, que marcó el agónico 1-1 para Flamengo. La esperanza renacía en los de Río de Janeiro que soñaban con romper el maleficio de 38 años sin acariciar la Copa Libertadores.

Tres minutos después, tras un pase largo de Diego, Gabigol aprovechó la oportunidad. Marcó el segundo y ninguna de las dos hinchadas podía creer lo que estaba pasando. Mientras los de River intentaban entender cómo habían pasado de ganar el partido 1-0 a perder por 2-1, los de Flamengo se alertaban de que no estaban soñando y que el trofeo más importante de América era suyo. La montaña rusa los ubicó a los dos en el lugar opuesto en el que habían iniciado el encuentro, los dueños de la victoria se quedaban con la derrota y los que parecían derrotados celebraban una remontada inolvidable.

Marcelo Gallardo, dijo una vez en una entrevista para CONMEBOL Libertadores: “La mejor medicina a una buena victoria es una derrota. Ese es el antídoto. Y nosotros tenemos que convivir todo el tiempo con el ganar y con el perder. Porque está dentro de las reglas del juego. Uno no gana siempre. El que cree que gana siempre no existe. Es una irrealidad. Cuando tenés una gran victoria, disfrutala porque puede venir una gran derrota”. Y de eso se trata este deporte.

Al sonar el silbato final la hinchada de Flamengo alentaba hasta quedar sin voz, las lágrimas corrían por sus cachetes y la emoción brotaba de los cuerpos acalorados. En la cancha los jugadores se abrazaban y Jorge Jesus saltaba, reía y la alegría fue para los de Brasil. Después de 38 años este equipo lo había logrado, la Copa Libertadores era otra vez de Flamengo.

El partido tuvo toda la épica digna de un cuento de fútbol: una final, miles de hinchas, una remontada histórica, dos goles del mismo jugador y un club que cumplía su sueño tras muchos años de añorarlo. El fútbol, esa emocionante montaña rusa. 

River Flamengo Final Copa Libertadores 23112019


LOS 11 TITULARES DE FLAMENGO


  • Diego Alves
  • Rafinha
  • Pablo Marí
  • Rodrigo Caio
  • Filipe Luis
  • Willian Arao
  • Gerson
  • Giorgian De Arrascaeta
  • Everton Ribeiro
  • Bruno Henrique
  • Gabriel Barbosa. 

LOS 11 TITULARES DE RIVER PLATE


  • Franco Armani
  • Gonzalo Montiel
  • Javier Pinola
  • Lucas Martínez Quarta
  • Milton Casco
  • Enzo Pérez
  • Ignacio Fernández
  • Exequiel Palacios
  • Nicolás De La Cruz
  • Matías Suárez
  • Rafael Borré

EL PARTIDO COMPLETO 


Cerrar