Fany Gauto, la capitana de Atlético Huila, el campeón: "En Colombia mucha gente prefiere el fútbol femenino que el masculino"

Este viernes comienza la CONMEBOL Libertadores femenina en Ecuador

"No sigas, no vas a poder vivir de eso. Te vas a lesionar y te van a olvidar",  le decían en la cancha de su barrio de Paraguay, pero Fany Gauto no se resignaba. Mientras corría detrás de la pelota rodeada de niños, escuchaba el mismo comentario que se repetía: "Es un deporte de hombres". Tal vez fue el apoyo de su papá o su propia convicción, pero hubo algo que se convirtió en su motor para no colgar los botines. Antes de llegar a Atlético Huila pasó por Olimpia de Paraguay, Universidad Autónoma de Asución, Sportivo Luqueño, Maccabi, Cúcuta Deportivo y Sportivo Limpeño. 

Fany se considera una jugadora humilde y sencilla. Las etiquetas de estrella o crack no le gustan. Eso si, su ídolo es Zlatan Ibrahimović y lo elige por su ego y personalidad. En su tiempo libre mira fútbol de todas partes del mundo, toma tereré y escucha cumbia. Hoy desde hace más de 6 años que puede vivir del deporte que ama y sueña con disputar un Mundial con la camiseta de la Selección Paraguaya. A un día del comienzo de la CONMEBOL Libertadores femenina en Quito, Gauto, la capitana del último campeón, se confiensa.

- ¿Qué se siente ser la capitana del equipo que defiende el título?

- Es una responsabilidad muy grande, pero lo vengo manejando muy bien. Obviamente tengo una gran peso, no es fácil. El año pasado no pude jugar porque estaba en Cúcuta Deportivo cuando me trajeron de refuerzo para la Copa Libertadores. El problema fue que el reglamento permite que una jugadora pueda estar inscripta en tres clubes, pero sólo puede participar en dos en una misma temporada y yo había jugado en Cucutá Deportivo y Sportivo Limpeño de Parguay.

- ¿Qué es la Copa Libertadores?

- Es una competencia corta e intensa. Cada partido es una final. Sí o sí hay que ganar porque si perdés estás afuera entonces se requiere mucha preparación para estar en una Copa Libertadores. Todavía hay muchas cosas que cambiar, pero está más encaminado. Yo tuve la posibilidad de jugarla con Universidad Autónoma de Asunción, Cerro Porteño y Sportivo Limpeño.

- ¿Qué te gustaría que ocurra en esta Libertadores?

- Siempre estamos pensando en ganar, ganar y ganar, porque el equipo se prepara para eso. Queremos ganar para poder volverla a jugar. Atlético Huila es el único equipo que trabaja todo el año igual si hay o no liga. Todas las jugadoras de enero a diciembre trabajamos duro, es el único equipo en Colombia que se maneja así. Todas estamos mentalizadas en ganar, por eso siempre se logra algo.

Fany Gauto

- ¿Cómo es el fútbol femenino en Colombia? ¿Qué lugar se le da?

- La Liga arrancó en 2017 y fue casi perfecta. Duró un poco más de lo que está durando ahora, cuatro o cinco meses. La organización, el apoyo, los medios, las jugadoras, todo super bien. El tema es que después fue bajando el nivel. El año pasado se armó otra vez pero ya no fue con la misma organización ni el mismo apoyo. 

- ¿Es profesional el fútbol en Colombia?

- Si, le llaman profesional pero muchas veces no tratan a las jugadoras como profesionales. Otorgan un salario, pero no es para sobrevivir, tenés que tener un trabajo o estudiar. Es triste porque muchas no pueden. Imaginate lo difícil que es trabajar, estudiar, entrenarse, es muy complicado. Sólo algunas tienen contrato.

- ¿Vos tenés contrato?

- Si, la Liga dura tres o cuatro meses máximo y yo siempre tengo un contrato de un año completo y estoy estudiando inglés acá. El próximo año voy a seguir mi carrera que es fisioterapia y quiero terminarla acá en Colombia, me falta un año. Yo vivo del fútbol, no me puedo quejar del salario que tengo. Llevo 6 años cobrando como profesional y ahora me ofrecieron un contrato por 3 años que me interesa mucho y lo más probable es que lo firme. El tema es que hay muchas jugadoras que no tienen esa suerte .  

- ¿Desde hace 6 años que vivís del fútbol profesional, pero antes cómo era tu vida?

- Antes era igual que el resto por eso  me identifico mucho con las que están empezando y tratando de sobresalir. Antes de vivir del fútbol yo estudiaba y jugaba. Era difícil porque me tenía que ir de las clases volando para poder entrenar aunque sea una vez por semana así me convocaban al partido.  No me metía de lleno en el fútbol femenino porque siempre me dijeron que no iba a ganar nada. Los comentarios eran "esto no te va a dar nada, mejor estudia, mejor trabaja". En ese momento jugaba en Olimpa de Paraguay. 

- ¿Viviste situaciones de discriminación?

- Sí, claro. Todas las jugadoras pasamos por eso. Mucha gente no apoya, dicen que el fútbol no es para mujeres sino que pertence a los hombres. Nos dicen que nosotras no servimos para eso. Hay mucha discriminación, pero eso ya va cambiando. Acá en Colombia mucha gente prefiere ir a ver fútbol femenino a ver masculino porque aburre mucho, no ponen tanta intensidad. En cambio con las mujeres es distinto, dicen que jugamos con mucha más presión, energía, pasión. 

- ¿Te acordás de algún momento en el que te quisieron hacer sentir mal por jugar al fútbol?

- Los primeros tiempos, yo comencé como toda jugadora en una cancha de barrio. Siempre eran nenes jugando, nunca me formé en una escuela de fútbol porque no había. Yo en un momento pensé en dejar el fútbol por los comentarios de la gente. Siempre te dicen lo malo, pero mi papá siempre estuvo presente y me dijo que si a mi me gustaba podía seguir soñando. 

Fany Gauto

- ¿Cómo son los vínculos entre las jugadoras? ¿Hay muchos egos, celos o es más unido?

- Depende mucho de las nacionalidades. Acá entre colombianas hay un roce más fuerte, ego, un poco de envidia. Yo hasta el momento no he sentido eso nunca, siempre me llevé bien. Tal vez por ser extranjera, pero entre colombianas hay como un poco de rivalidad. También depende mucho del equipo en el que uno está, cuántas estrellas tiene, cuántas jugadoras buenas. En Huila por ejemplo no es así. 

- ¿Cómo se maneja la maternidad y el fútbol? 

- Depende mucho de cada una...  a mi me gustaría tener un hijo o una hija y seguir jugando al fútbol. Tengo una compañera que tiene un hijo de 7 años y ella tiene 29. Yo tengo 27, creo que no es tan difícil. Yo ya estoy en la edad y empiezo a pensar en lo que va a pasar y la verdad es que no descarto la posibilidad. 

- ¿Cuáles son los valores de Atlético Huila? 

- Creo que es el mejor club de equipo femenino en Colombia. Por el manejo, por el trato a las jugadoras. Se les da un trato de profesionalismo a cada una. Depende también mucho del presidente que tenemos. Yo hoy creo que estoy en el mejor club. La mayoría de las jugadoras sueñan con estar acá. Te tratan bien, te cumplen con el salario, a veces te pagan una semana antes de lo que está estipulado en el contrato. Pocos clubes hacen eso. Tenemos bus propio, nos manejamos muy diferente al masculino porque tenemos distintos presidentes.  Nos dan el nombre del club, pero no estamos tan conectados. Acá el femenino está por encima del masculino.  El femenino ya fue campeón de la Libertadores, jugó la semifinales del torneo local, salió campeón varias veces. En cuanto a infraestructura, alimentación, cuidado... es super profesional. Ahora está ofreciendo contratos de mínimo 2 años para cada jugadora, en este club todas tienen contrato. Somos 26 y las 26 tenemos contrato. Acá todas tenemos departamentos para vivir tranquila, no es casa hogar que dormís con varias más, es genial. Yo voy a estar siempre agradecida con el club. 

Cerrar