Facundo Torres, el pibe que hizo un golazo y que aprendió a amar a Peñarol desde niño

Tiene 20 años y hace 8 que juega en el club uruguayo, del cual es hincha desde chico

A los 12 años, Facundo Torres vivía en La Paz, una ciudad del departamento de Canelones, Uruguay, de 20 mil personas. Defiendía los colores del Club Defensor y fue entonces cuando recibió una propuesta que lo emocionó. Peñarol, el club de sus amores, lo estaba llamando. Sus amigos le insistían entusiasmados, sus padres apoyaban a su único hijo y entonces él no lo dudó: preparó los botines para tomarse el ómnibus hasta Solymar. El viaje de dos horas y las ganas de jugar para el Carbonero fueron el motor.

Pasaron los meses y tuvo que pedirle a sus profesores del Liceo que le permitieran escapar unos minutos antes de que terminara cada clase para poder llegar a los entrenamientos. A los 15 años, cuando sus amigos se ponían el traje y sus amigas eligían vestidos para las fiestas, él se quedaba en casa. “No vayas Facu, hacé las cosas bien. Esto te va a dar tu futuro”, le recomendaban.

Hoy, Facundo Torres tiene 20 años y juega en Primera División y en el último partido del Aurinegro contra Colo Colo (triunfo 3-0) anotó su primer gol en la CONMEBOL Libertadores. El esfuerzo de viajar dos horas en colectivo todos los días, aguantar las ganas de salir a fiestas y relegar la vida social por momentos dio sus frutos. Hace unos días, su compañero y amigo Facundo Pellistri dejó Peñarol tras ser contratado por Manchester United lo que le permitirá heredar la 10. Torres es humilde y sencillo. Le gusta jugar al FIFA en la Play Station, leer libros sobre Pablo Escobar y sigue la taquillera serie de Netflix "Vis a Vis". En una charla con CONMEBOL Libertadores analiza su crecimiento en el conjunto uruguayo, habla del equipo, de sus ídolos y referentes. Confiesa que las expectativas para el partido del martes próximo ante Athletico Paranaense son altas y que sueña con un lugar en los octavos de final para lo cual el Manya deberá ganar y esperar.

Facundo Torres Peñarol

- ¿Cómo empezó tu vínculo con Peñarol?

- Llegué al club hace ocho años, cuando tenía 12 y he aprendido muchísimo. Tuve entrenadores de mucha historia dentro del club. Todos me han enseñado algo diferente, pero también me han dejado algo en común: defender a Peñarol a muerte. Llegué muy chiquito. Mi sueño siempre fue jugar en Peñarol, soy hincha del club y el momento que estoy viviendo hoy es impresionante.

- ¿Te acordás cuando te ficharon para el club?

- Sí, fue una felicidad extrema. En un campeonato de selecciones yo jugaba para la selección de Las Piedras, salimos campeones y los ojeadores me ofrecieron la invitación de ir a probar suerte en Peñarol. Fue increíble. Se lo fui a contar a mis padres enseguida y ellos estaban re felices. Fui sin pensarlo.

- ¿Cómo se hace para manejar la humildad?

- Soy tranquilo. Trato de hacer mi vida normal como siempre. Sigo mucho los consejos de los referentes del equipo, me acerqué muchísimo a ellos y me ayudan. El Lolo (Fabián Estoyanoff), el Mota (Walter Gargano), el Cebolla (Cristian Rodríguez), son referentes de primera y confío mucho en ellos. Tengo una amistad muy linda. Trato de pedirles consejos, estar con mis amigos de siempre y mi familia.

- ¿Cómo se trabaja la presión en un jugador tan joven?

- Lo que más me ayuda es haber hecho las inferiores en el club. Desde las juveniles, en Peñarol te enseñan a jugar bien, pero hay un tema importante: ganar. Ganar como sea. Desde la séptima hasta la Primera División. Los clásicos de juveniles se ganan como sea. Esa presión que es linda, que traigo desde juveniles, hace que sea más fácil hoy convivir con eso.

- ¿Y para no quemar etapas?

- Es un muy importante llevar de a poco a los juveniles. Acompañarlos con un buen grupo en Primera es determinante, los referentes nos ayudan muchísimo a la hora de integrarnos. En Peñarol, hay juveniles con muchísimas condiciones y yo confío en ellos como confiaron en mí en su momento. Es muy importante tener referentes y un buen grupo que acompañe.

- ¿Quién fue el técnico que más te marcó?

- Raúl Salazar, mi técnico en Tercera División. Me habían bajado de Primera porque un gerente me había dicho que no estaba maduro para jugar todavía. Yo lo entendí y bajé a Tercera. Raúl Salazar fue un pilar importantísimo que me marcó mucho y me ayudó a estar en el nivel que estoy jugando.

- ¿Qué tipo de entrenador te gusta?

- Los técnicos que juegan con la presión bien alta, que salen a ganar todos los partidos como la mayoría, pero que no cambian mucho la forma de jugar de su equipo dependiendo el rival. Me gusta los que mantienen una misma idea como hace Guardiola.

- ¿Quiénes son tus ídolos?

- Me gustan Neymar y Messi, admiro a los dos. Me gusta mucho cómo juegan y me representan. Intento mirarlos y copiarlos. De Peñarol, mi ídolo es el Lolo (Fabián Estoyanoff), de quien actualmente soy compañero de habitación en las concentraciones. Es la persona que me da consejos y está para todo lo que necesite. 

- ¿Qué representa Peñarol para vos?

- Estoy desde los 12 años y siempre me han tratado como a alguien especial. Me siento en mi casa. Me gustaría poder estar un tiempo más, es verdad que a los jugadores jóvenes nos gusta viajar al fútbol europeo, pero hoy Peñarol es mi casa y estoy 100% metido acá.

- Justo ahora se fue Facundo Pellistri: ¿cómo repercutió en el equipo?

- A Facu lo conozco de chico, es un amigo, jugué muchísimos partidos con él. Traté de estar cerca, de acompañarlo en ese tiempo en el que se daba y no se daba la negociación. Se lo merece. Es un jugador con muchísimas condiciones.

- Él se fue y te quedó la 10 para vos ¿cómo fue eso?

- Es un sueño hecho realidad. De chiquito soñaba con eso, me tocó jugar con la 10 y fue realmente como un sueño hecho realidad. La usaron muchísimos jugadores importantes: Forlán, Bengochea…. trato de llevarla con mucha responsabilidad.

- Tenes redes sociales, ¿le prestas atención a cuidar lo que publicás ahí?

- Si, es importantísimo el lugar de las redes. Más cuando los partidos no salen como uno quiere, la gente a veces comenta mucho y uno no tiene que meterse en esos temas. Trato de ser cuidadoso, no -subir muchas cosas, subo cosas de fútbol y no mucho más.

Facundo Torres Peñarol

- ¿Cómo estás viviendo la CONMEBOL Libertadores?

- Al principio estaba nervioso, eran mis primeros partidos por la Copa. Era algo que antes veía por la televisión y ahora lo veo desde adentro. Hoy ya me siento más cómodo y lo vivo con tranquilidad y felicidad. Trato de disfrutarlo.

- Cuando metiste el gol contra Colo Colo ¿a quién se lo dedicaste?

- A mi abuela, fue lo primero que se me vino a la cabeza. Ella siempre me dijo que iba a llegar, que iba a vivir lo que estoy viviendo ahora. Así que miré al cielo y se lo dediqué a ella.

Ahora tienen un partido muy importante para poder clasificarse (Peñarol debe ganarle a Athletico Paranaense el martes y esperar el resultado de Colo Colo-Jorge Wilstermann)…

-Sí, estamos muy concentrados con eso. Estamos pensando en ese partido que es muy importante, no depende solamente de nosotros, pero vamos a hacer nuestro trabajo bien para que se dé un resultado y podamos clasificarnos

- ¿Cómo ves al rival?

- Siempre los equipos brasileños son complicados. Tienen muy buenos jugadores, pero nosotros también confiamos en los nuestros y vamos a ir por la victoria.

Cerrar