Estaban Andrada, los récords del arquero que le puso un candado al arco de Boca

Lleva 8 partidos sin recibir goles, entre ellos 4 de CONMEBOL Libertadores

Hay un hombre que hoy juega en Boca que de pibe cortaba uvas de un parral y las vendía para poder juntar algo de plata para ayudar a su madre. Hay un integrante del plantel dirigido por Gustavo Alfaro que cuida del arco con la misma responsabilidad que cuidaba esos 25 kilos de uvas que después se convertirían en dinero para cenar. Esteban Andrada tiene 28 años y quiere entrar en la historia gran de los Xeneizes: lleva 8 partidos con la valla invicta y desde que está en el club suma más vallas invictas que goles en contra.

Defendió los tres palos de Boca en 45 partidos y en 30 logró mantener el arco en cero.  Le hicieron 24 tantos. El domingo ante Banfield, por la Superliga, el equipo ganó por 1 a 0 y Andrada ingresó en la historia del xeneize al entrar en el podio de los arqueros xeneizes con más minutos consecutivos sin recibir goles. "Uno cuando llegó nunca pensó en ese objetivo sino siempre en sumar para el equipo y en ayudar donde me toque. Hay que tratar de seguir por este camino. Últimamente está costando que nos conviertan y trabajamos mucho en la pretemporada y trabajamos en defensa, eso se ve en los partidos", declaró al finalizar.

La última vez que le anotaron un gol fue ante Tigre en la final de la Copa de la Superliga. Desde el 2 de junio que Andrada no sufre la sensación de buscar la pelota adentro del arco y enviarla al centro de la cancha. Pasaron 778 minutos desde aquella vez. 778 minutos sin ver a un delantero abrazarse delante de él, 778 minutos sin sentir la angustia de no haber podido leer la intención del atacante, 778 minutos de efectividad al ciento por ciento. 8 partidos, entre ellos cuatro de CONMEBOL Libertadores: los triunfos contra Athletico Paranaense (1-0 y 2-0), el éxito contra Liga de Quito en el partido de ida (3-0) y la clasificación a la semifinal en La Bombonera (0-0).

Gracias a estos números integra el top 3 de arqueros con más minutos sin sufrir el grito de gol rival. El primero es Antonio Roma quien logró dos rachas; 781 minutos sin recibir goles en 1969 y 741' en 1974. El segundo es Esteban Andrada con 778 minutos y tercero Américo Tesoriere quien logró estar 736 minutos sin recibir goles en 1923.

De esta forma en el partido ante River Plate, este sábado por la Superliga, si logra resistir los primeros tres minutos de juego sin que la pelota entre en su arco se convertirá en el arquero con el mejor récord de partidos invito en Boca Juniors. Andrada escribiría una de las mejores páginas de su historia ante el eterno rival xeneize.

Cerrar