Entrevista exclusiva con Carlos Tevez: "Para ganar la Libertadores hay que ser un equipo con todas las letras y tener un poco de suerte"

Uno de los referentes de Boca habló de Bianchi, de su idolatría por Riquelme, de lo que hace falta para ganar la Libertadores, de cómo cambió como futbolistas y compara a la Libertadores con la Champions.

- ¿Qué te sigue gustando del fútbol?
- La adrenalina que uno tiene antes de salir a jugar un partido. Creo que eso es lo uno siente en el pecho, ese cosquilleo, eso es lo que te motiva a querer jugar siempre.

- ¿Eso es igual desde el primer día?
- Es igual, siempre fue igual. Creo que es lo que todos extrañan después de jugar. Es una sensación que es muy difícil de que se vuelva a repetir. Es la sensación que mantiene siempre vivo a un jugador.

- ¿Seguís sufriendo?
- Menos que antes.

- ¿Por qué?
- Porque uno ya conoce lo que es el ambiente. Cuando se habla bien, cuando se habla mal, en todos los sentidos. Es algo que ya conozco bastante.

- ¿Te aburre que se hable tanto de Tevez?
- En la primera etapa, sí. Hoy no. Hoy que se hable tanto de mí no me interesa porque estoy en otra etapa de mi carrera. Tanto futbolística como personalmente también. Soy un jugador que sí quiero lograr cosas, pero si no las logro no me vuelvo tan loco como antes. Trato siempre de superarme. Sí en lo futbolístico, pero no volverme loco en lo extrafutbolística

- ¿La cabeza competitiva cambia?
- Siempre, si no no podría jugar al fútbol. De chico uno quiere ganar a todo lo que se propone. Imaginate a este nivel. Es mucho más el querer ganar. Es importante siempre estar bien para poder ganar.

AFP Carlos Tevez Boca Juniors Copa Libertadores

- ¿Cambio del primer Tevez hasta acá?
- Muchísimo. Tanto en lo futbolístico como personalmente. La experiencia hace que uno cambie.

- ¿En qué sentido?
- Todo. Creo que en lo futbolístico soy totalmente otro jugador. En lo personal, soy mucho más líder dentro de la cancha. Uno sabe cómo moverse, cómo manejar a los compañeros. Eso te lo da la experiencia.

- ¿Cómo se cambia de ser un delantero vertical a ser un armador de juego?
- Es una transición que uno tiene que pasar. Uno no cambia de un día para otro. Pero te vas dando cuenta que lo que hacías en 10 metros lo tenés que hacer en 2 o tres y es una transición que lleva todo por dentro. Hay que convivir y hacer el clic y hacer lo que conviene en ese momento

- ¿Ves más rápido?
- Cuando vos dejás de correr y tener esa explosión, empezás a ver. Antes no veía. Antes agarraba la pelota y sabía que la explosión te daba la ventaja de que acelerabas y le sacabas un par de metros a los defensores. Y después tenías ese metro para poder pensar dónde definir. Hoy no lo tenés.

- ¿Qué Tevez te gusta más?
- Los dos me gustan más. Los dos los disfruto más. Al principio es más difícil porque tenés la cabeza de 20 y el cuerpo de 30 o más. Y creo que ese contraste es muy difícil hasta que uno se empieza a emparejar.

- ¿Qué le hubieras recomendado al Tevez de 20 de años?
- Que tenga la visión que tengo ahora.

- ¿De los armadores de juego que tuviste?
- Yo creo que tuve desde muy chiquito a Román delante de mí. Viéndolo a él creo que aprendí muchísimo a tener la visión que tengo a los 35 años.

- ¿Cuándo se disfrutaba más el fútbol: en el barrio de pibe o ahora?
- Yo trato de disfrutarlo siempre. Cuando no lo disfrute más, creo que me quedaré en casa. Hoy lo sigo disfrutando y creo que todos los chicos tienen que sentir esa sensación. Siempre que me preguntan qué consejo les das a los chicos siempre les digo lo mismo: que disfruten el fútbol que es lo más lindo que hay. Disfrutar te lleva a que lo hagas contento, lo hagas alegre. Que disfrutes el fútbol te da muchas más chances que lograr el objetivo que sufrirlos.

- ¿Qué ves en los pibes de hoy?
- Hoy es muy difícil porque están los padres en el medio. Esa locura que tienen los padres de querer que los chicos lleguen a Primera y sean los salvadores de la familia, esa locura que hay hoy, arrastran a los chicos a tener otra mentalidad.

- ¿Qué entrenador sentís que es el que más te formó?
- Tengo muchísimos. Bianchi, Bielsa, Ferguson, Conte. Tengo muchísimos.

- ¿Bianchi qué tenía?
- Bianchi tenía una visión y una experiencia única. Él sabía cada momento que pasaba el jugador y sabía los momentos en que había que ponerlo. En eso, Carlos era un experto.

- Hoy se habla mucho de estudiar el fútbol, ¿vos ves fútbol?
- No. No miro fútbol.

- ¿No te gusta?
- Dejó de gustarme mirar fútbol.

- ¿Te aburrió el fútbol?

- Un poco sí.

- ¿Sirve ver fútbol?

- Sirve disfrutar el fútbol. Después vos podés ver y tener una visión de fútbol y darte una idea, pero es difícil ver fútbol y querer transmitir lo mismo si sos entrenador o si sos alguien importante en el grupo. El día a día te hace tener una experiencia, tratar de decir en esto me equivoqué, en esto no.

- ¿Te copa la idea de ser entrenador?
- Hoy no.

- ¿Qué pensás hacer?
- Hoy nada. Hoy soy jugador. El día en que no sea más jugador veré.

- ¿La Libertadores?
- Es la Copa más importante que hay en América. Como tal, lo que uno lo motiva para seguir adelante y poder darle la alegría que la gente de Boca quiere.

- ¿Cuál es tu mejor partido en la Libertadores?
- Ahora no se me viene ninguno, pero alguno debo tener.

- ¿Alguno del 2003?
- Me acuerdo uno con América de Cali, que ganamos 2-0, acá, hice un gol de zurda, en la semifinal de la Libertadores.

AFP Carlos Tevez Boca Juniors Copa Libertadores

- ¿Compararlo con la Champions?
- No tiene comparación. Esto es una locura y lo otro es más tranquilo. Sí que es la gloria eterna, en las dos Copas, acá se vive con un poco más de locura.

- ¿Por qué los sudamericanos o los argentinos lo viven así con locura?
- Es el adn de sudamerica que se viva el fútbol así.

- ¿Algún equipo de la Libertadores que hayas formado parte?
- Con Corinthians no sé si llegué a jugar. Yo creo que le 2003 de Boca teníamos un equipazo.

- ¿Qué tenía?
- La defensa y los delanteros éramos muy completos. Y hacíamos un mix de jóvenes más experimentados que era muy bueno.

- Para ganar la Libertadores, ¿qué hace falta?
- Un poco de suerte y tenés que ser un equipo con todas las letras.

- ¿Qué sería equipo con todas las letras?
- Equipo que defienda bien y meta muchos goles

- ¿Y emocionalmente?
- Un equipo muy agresivo, para no decir con huevos.

Cerrar