Emotivo empate en un partidazo a la altura entre Boca y River por la final de ida de la CONMEBOL Libertadores

Xeneizes y Millonarios igualaron en un encuentro espectacular en la primera gran final de la CONMEBOL Libertadores.

¡Y finalmente fue una fiesta del fútbol! Un partidazo en La Bombonera, a la altura de lo que es la Copa CONMEBOL Libertadores. 

Con inicio intenso, River Plate se presentó como el dominador. Y Boca empezó a sufrir porque a los 26 minutos tuvo que retirarse del campo de juego Cristian Pavón, lesionado. En su reemplazo ingresó Darío Benedetto, el goleador de Boca en las últimas dos series. El planteo cambió absolutamente, con la salida del extremo y el ingreso de un centrodelantero para compartir el ataque con Ramón Wanchope Ábila. 

Seis minutos después, el cordobés agarró la pelota en el sector izquierdo del área, remató, rebotó contra el arquero rival y captó la segunda pelota para fusilar a Franco Armani en el primer palo. Lo gritó toda La Bombonera. Pero la fiesta duró poco: al siguiente minuto ganó Lucas Pratto y definió contra el segundo palo de Agustín Rossi. 

Sobre el final del primer tiempo, un centro frontal de Sebastián Villa conectó con un cabezazo formidable de Darío Benedetto. El Pipa marcó su cuarto tanto en los últimos tres partidos, en el mismo arco en el que justamente gritó ante Palmeiras. 

En el complemento, River volvió dispuesto a hacer sentir la intensidad. Y se plasmó tras otro centro frontal de pelota parada que obligó Lucas Pratto a que Carlos Izquierdoz la desvíe. Gol en contra. 

El partido se fue cayendo hasta morir en un 2-2 que deja la serie totalmente abierta. El sábado 24 se definirá todo en El Monumental. 

Cerrar