El historial de Peñarol-Nacional por CONMEBOL Libertadores

Disputaron 2 series mano a mano

Hay partidos que tienen un condimento especial, un agregado de tensión y pasión que ningún otro puede igualar: la eterna rivalidad. El clásico entre Nacional y Peñarol tiene una particularidad, según la FIFA  es la rivalidad más antigua conocida por fuera de las islas británicas. Peñarol nació el El 28 de septiembre de 1891, pero su nombre por entonces era Central Uruguay Railway Cricket Club. Un grupo de empleados ferroviarios le dio nombre, pero como la empresa estaba ubicada en el barrio Peñarol fue que se hizo conocido bajo ese nombre y los colores responden a los típicos de las señales ferrovíarias: negro y amarillo. Por su parte, el orígen de Nacional se remonta al 14 de mayo de 1889  y nace como iniciativa de estudiantes uruguayos en respuesta a los clubes extraneros. Sus colores azul, blanco y rojo son los mismos de la bandera de José Gervasio Artigas, prócer uruguayo. 

Por CONMEBOL Libertadores, es el clásico que más veces se jugó. Se enfrentaron en 38 oportunidades y el dominio es de Peñarol, que se impuso 13 veces, contra 10 de Nacional. Hubo 15 empates.

Su rivalidad en la Copa  tiene partidos históricos y la gran curiosidad se remonta a las series mano a mano. Ambas fueron en instancias importantísimas: semifinales. En 1962 y 1969 se enfrentaron y el historial está empatado ya que Peñarol tiene 2 victorias, Nacional también y 2 empates. Las dos semifinales que tuvieron finalizaron empatadas en el resultado global y tuvieron que ir a un tercer partido ¡que también resultó en empate!

En 1962 Peñarol llega a la Copa con el espíritu del bicampeón y sus últimas dos hazañas habían sido deslumbrantes. En semifinales le toca enfrentarse a su eterno rival y en el Estadio Centenario, Nacional se impone 2 a 1. Gonzalez y Escalada anotan para el Decano y Moacir para los Aurinegros. La fuerte economía uruguaya de ese momento favorecía a los clubes, Peñarol contaba con varios jugadores extranjeros en su plantel. El ecuatoriano Alberto Spencer, el peruano Joya, el brasileño Moacyr Pinto y el paraguayo Juan Vicente Lezcano. No sólo contaba con jugadores extranjeros sino también con un técnico húngaro Bela Guttman que fue contratado cuando Peñarol viajó a disputar la Intercontinental el año anterior ante el Benfica el cual era dirigido por Guttman. La anécdota cuenta que el técnico viajó a Uruguay en el mismo avión que regresó el plantel. 

Peñarol 1962

En el partido de vuelta el escenario no era sencillo, pero el fútbol siempre da sorpresas y con dos goles de Spencer y uno de Cabrera, Peñarol se impuso por 3 a 1 lo que llevó a un partido de desempate. El clásico uruguayo se definiría en este tercer partido y los fanáticos estaban muy entusiasmados. 70 mil espectadores asistieron al Estadio Centenario a la espera de regresar a sus casas sin voz de tanto gritar y finalmente el encuentro resultó 1 a 1. Spencer y Acosta fueron los autores de los goles y a pesar de que hubo alargue para desempatar, ninguno pudo convertir. Ese año los Aurinegros se clasificaron a la gran final que luego perderían ante Santos.

En 1969 se enfrentaron otra vez, la historia se repitió, pero la clasificación se invirtió. En la final de ida Maneiro y Mugica marcaron para Nacional que ganó 2 a 0 y en la vuelta Alberto Spencer anotó para Peñarol en un partido que finalizó 1 a 0. El 4 de mayo de ese año en el Estadio Centenario se jugó el tercer partido en búsqueda de un desempate y a pesar de que miles de fanáticos asistieron para ver la pelota sacudir la red, el gol nunca llegó y ni el tiempo suplementario sirvió para desempatar. El Decano se clasificó a la final por tener mejor diferencia de goles en el global de los tres partidos, pero fue derrotado ante Estudiantes.

Parecería haber una profecía escrita que hace que la historia se repita. Un partido de desempate que no desempata y una clasificación a la final que no culmina con la levantada de copa. Aún así, el clásico uruguayo genera una emoción que ningún otro equipo logra igualar y la expectativa siempre es alta. 

Cerrar