El Grenal se hará presente en la CONMEBOL Libertadores

El 12 de marzo y el 8 de abril se verán las caras Inter y Gremio. La clasificación contra Tolima le puso una meta muy complicada a Eduardo Coudet.

Eduardo Coudet tenía la duda, cuando se moría el último Brasileirao, si convenía quedar en la posición de Fase 2 o ir directo a la Sudamericana. Arrancar un nuevo proceso con un escenario tan difícil como meterse en los grupos era un escenario de lo más complicado. El sorteo pintó en diciembre todavía peor: le iba a tocar en la misma zona que Gremio. Eso lo obligaba a clasificarse como fuera. Entonces, puso el pecho y lo logró: superó a Universidad de Chile y a Deportes Tolima.

Paolo Guerrero se consolodió como goleador cuando más le costaba a Inter. Andrés D'alessandro la agarró como extremo por derecha, metió un doble enganche y tiró un centro de lujo que el peruano empujó. La Libertadores sirvió para que Coudet pudiera afianzar esa sociedad. En el último partido, de lo más difícil, lo logró. Con un problema, el 10 no podrá estar en el debut, tras irse expulsado.

Gremio es un equipo copero. Sus últimas participaciones son campeón y dos veces semifinalista. Renato Gaucho fue el único entrenador en Brasil que comenzó en enero al mando del equipo y llegó al 31 de diciembre en su mismo cargo. Su forma es diferente a la de Inter: más transiciones de defensa a ataque, menos pases y mucho vértigo. El último clásico lo ganó de esa manera: sobre el final, pegó fuerte y se llevó el resultado.

En copas internacionales, se cruzaron por única vez en la Sudamericana 2008. Fue en el primer partido: no se sacaron diferencias, empataron 1-1 y 2-2, pero por el gol de visitante Inter fue el que pasó. Terminó siendo campeón, venciendo en la final a Estudiantes de La Plata. 

Cerrar