El Furgón de las remontadas, el UAI Urquiza versión Libertadores

La Copa es muy especial. Y así lo vive UAI, que dio vuelta los primeros dos partidos y está al borde de la clasificación.

En la Copa Libertadores Femenina, UAI Urquiza está dando lecciones de cómo se debe jugarla. Concentración, nunca bajar los brazos, pelota tras pelota y alegría. Mucha alegría. 

En el sorteo quedó marcado que su grupo iba a ser muy difícil. Muy. Tenía enfrente a Santiago Morning, un equipo chileno, de esos que siempre son duros y candidatos, y también a Independiente de Medellín, que siempre es candidato. 

El esfuerzo tiene su recompensa. Durante el primer tiempo ante Morning, UAI perdía 2-0. Pero llegó el complemento y todo cambió: lo dio vuelta con constancia y sacrificio para un empate que fue festejado. 

Este jueves dieron una nueva lección. Llegó el gol temprano de Independiente. Y las colombianas se venían con todo. Hasta que en los últimos minutos del primer tiempo las Guerreras lograron acorralar a su rival. Y llegó el bombazo de Meibi Mesa para poner el 1-1. En el complemento llegó lo mejor. Mariana Larroquette insistió por todos lados hasta que tuvo su chance: un tiro libre en la puerta del área. Y la clavó contra un palo.

La Copa Libertadores es así. Se juega con sacrificio y mucha concentración. Con insistencia y con la cabeza en todas las jugadas. Y la Copa Libertadores Femenina, además, se juega con alegría.

El plantel está de fiesta. Está en las puertas de una clasificación a cuartos. Define su suerte el sábado ante Municipalidad de Majes. 

Cerrar