El análisis del Grupo H de la CONMEBOL Libertadores 2019, que integran Gremio, Universidad Católica y Rosario Central

Gremio, Católica y Central esperan por su último rival. Será un emparejamiento de mucho nivel.

Gremio

AFP Gremio Copa Libertadores 2019

No hay dudas de que Gremio junto a River son los dos equipos que más han manejando el centro de la escena sudamericana. Con un estilo que hace culto a la solidez, el equipo de Porto Alegre ha ganado la CONMEBOL Libertadores de 2017 y ha sido semifinalista en 2018, perdiendo la serie en el último minuto, justamente, contra los de Marcelo Gallardo.

Renato Gaúcho, su entrenador, único brasileño en ganar la copa como jugador y como técnico, es una pieza fundamental. Organiza a Gremio como si se tratara de una operación de alto riesgo. Sabe que su línea defensiva es un frontón y que, con ellos, puede enfrentarse contra quien sea. Walter Kannemann es pretendido por muchos equipos, pero por ahora seguirá estando en las filas del conjunto del sur de Brasil.

Seguirán Everton y Luan, dos armas fundamentales en el ataque. Lamentablemente, no estuvieron para las últimas semifinales en su mejor condición física, producto de lesiones. Arrancarán el año con toda la energía como para seguir sacando diferencia a partir de transiciones más que potentes. A veces, se para 4-4-2, otras 4-2-3-1, pero difícilmente salga de la idea de tener un mediocampo combativo y pegado a la seguridad que da la última línea.

No pudo ganar el Brasileirao ni la Copa de Brasil. Sin embargo, se quedó con el campeonato Gaúcho. Lo importante es que mantuvo el protagonismo, luego de lograr un éxito tan contundente como la Libertadores. 

Universidad Católica

AFP Diego Buonanotte Universidad Católica

El primer semestre fue imparable. La Universidad Católica ha encontrado su mejor versión de febrero a junio. Luego, le empezó a correr la presión por ganar el campeonato chileno. Eso fue un aprendizaje: aguantó todo el segundo semestre la competencia contra Universidad de Concepción y contra la Universidad de Chile. Ese carácter se pondrá en juego en la CONMEBOL Libertadores.

Beñat San José, el entrenador campeón, dejó su cargo y se fue a dirigir al exterior. Su cargo ahora lo ocupará Gustavo Quinteros, ex entrenador de la Selección de Ecuador. Gustoso del buen juego y de los equipos con protagonismo, habrá que ver si el director técnico logrará imponerse en este club.

La clave pasa sin dudas por Luciano Aued. El mediocampista enlaza las dos líneas de juego de Católica: una defensa aguerrida y un equipo que sale rápido. El volante es el segundo en la posición central, el pateador de penales, el organizador del juego y eso le otorgó el premio al mejor jugador de Chile.

El otro talentoso es Diego Buonanotte. El experimentado enganche sigue teniendo una técnica formidable y una cabeza de campeón. Ha demostrado durante toda la liga tener capacidad para desequilibrar. Quintero suele utilizar el esquema 4-2-3-1. De enganche o por los costados, será desequilibrante. 

Rosario Central

AFP Edgardo Bauza Rosario Central Copa Libertadores 2019

Edgardo Bauza volvió y demostró seguir siendo un técnico de elite y ganador: en su primer semestre en Rosario Central, el club de su vida, ganó la Copa Argentina y se clasificó a la CONMEBOL Libertadores. No le ha ido del todo bien en el torneo local y tendrá que sumar bastante para alejarse del descenso, pero tiene un gran plantel para afrontar la pelea.

Gran parte de su juego pasa por Néstor Ortigoza, organizador de juego. El talentoso y experimentado volante es de los futbolista que ya no quedan: pisador de pelota y encontrador de pases donde sea, sin necesidad de tener un enorme despliegue físico para estar en el primer nivel. Su compañero en el mediocampo, Leandro Gil, es un todo terreno que le cubre los espacios.

Hacia adelante, Rosario Central es capaz de complicar al que sea: sus delanteros, Marco Ruben y Fernando Zampedri, son dos tanques de área con técnica. En poco espacio consiguen el goleador: de cabeza o con despliegue técnico en la definición. Por los costados, Carrizo o Camacho desbordan para que ellos sean una referencia clave.

En el fondo, con Matías Caruzzo como estandarte, apuesta a una última línea sólida. Su lateral derecho, Gonzalo Bettini, es una ficha del fútbol argentino. Marcelo Ortiz es otra buena apuesta. 

* El último equipo de este grupo saldrá de Deportivo La Guaira, Libertad, Real Garcilaso, Atlético Nacional y The Strongest.

Cerrar