El análisis del Grupo E de la CONMEBOL Libertadores 2019, que integran Nacional, Cerro Porteño y Zamora

Falta definir el cuarto integrante, pero ya se preparan Nacional, Cerro Porteño y Zamora para ganarse un lugar en los octavos de final.

Nacional

Nacional de Uruguay Copa Libertadores 2019

Nacional terminó su último torneo uruguayo con el 75% de los puntos, una marca sólo superada en 2010-2011 por el equipo campeón de Juan Ramón Carrasco. Sin embargo, todo se le desmoronó en el suplementario de la final contra Peñarol, cuando, desde los doce pasos, el Cebolla Rodríguez selló la victoria y el título para sus rivales. Unos días después, Alexander Medina, su entrenador, renunció. Ahora, debe barajar y dar de nuevo.

Talentos le sobran. Su delantera reúne la clase para ser una de las mejores del continente. Gonzalo Bergessio y Sebastián Fernández son completos: tienen velocidad, salto, desborde por los costados y buen tiro. La estructura de 4-4-2 que supo usar dependía mucho de los movimientos de los puntos, que han logrado asociarse de buena manera.

No son la única pieza importante. Su volante central, Christian Oliva, es uno de los más destacados del continente. El joven de 22 años tiene buen pase, enorme despliegue y le permite tener intensidad al conjunto de Montevideo. Se asocia con Santiago Romero para tener el control de la mitad de cancha. En la defensa, es un equipo duro. Alexis Rolín y Rafael García son dos piezas muy importantes y sólidas. Suelen ganar muchísimo de cabeza y en la última línea, cuando hay que cuidar el resultado, son muy difíciles de penetrar.

La ausencia de entrenador condiciona el análisis. En estos días, habrá novedades para Nacional y, desde ahí, cambiará el panorama del conjunto uruguayo.

Cerro Porteño

Cerro Porteño Copa Libertadores 2019

Fernando Jubero ya ha mostrado sus cartas en el fútbol paraguayo: en Guaraní, en Libertad, en Olimpia y, ahora, en Cerro Porteño. Demostró en la edición 2015 ser capaz de comandar a un equipo a las fases finales de la CONMEBOL Libertadores, donde cayó contra River en semifinales. Su estilo de juego, caracterizado por ocupar muy bien la mitad de cancha, más un plantel de jerarquía y de experiencia permite soñar a Cerro Porteño.

No fue mala su temporada en el torneo paraguayo, pero el rendimiento de Olimpia lo terminó opacando: salió segundo, pero casi 20 puntos por debajo del campeón. No alcanzó con la buena temporada de Diego Churín y de Jorge Benítez, dos delanteros que sellaron con goles muchos buenos resultados.

Cerro tiene un equipo con experiencia -con lo bueno y con lo malo de eso-: regresó Julio Dos Santos -jugador de clase-, continúan Víctor Cáceres, Marcelo Palau, Marcos Cáceres, Álvaro Pereira, Nelson Haedo Valdez.  Sumadas a posibles incorporaciones que siguen en la misma línea. Jerarquía asegurada. El ritmo de juego y la posibilidad de lesiones es su contrapunto.

Jubero lleva apenas seis meses en Cerro. Esta temporada será clave para que lleve su estilo a un plantel que puede asumirlo. Muchos volantes para dominar la cancha. Ancho del césped para tener, desde la posición, control de la posesión. Tenencia para lograr explosión desde el toque. La dirigencia anuncia más de cinco refuerzos para un club que irá por todo.

Zamora

Zamora Copa Libertadores 2019

Zamora vivió uno de sus mejores años. Ganó el Torneo Apertura, quedó en cuartos de final en el Clausura y en la gran final aplastó a Deportivo Lara, el otro gran conjunto de la liga venezolana que se aseguró un lugar en la fase de grupos de la CONMEBOL Libertadores. Aunque no logró sostener el gran nivel durante todo el año, fue un equipo parejo en las competiciones, que siempre buscó la cima.

Su gran figura fue el goleador del campeonato venezolano: Antony Uribe. El punta de 28 años gritó en 15 oportunidades y sostuvo un gran rendimiento durante todo el año. Tiene una gran gambeta larga, sobre todo si queda cerca de los arqueros. Sumado a un gran olfato para sellar redes: si hasta marcó de chilena en un córner. Es el arma más potente de Zamora.

Mucho de eso, también, tiene que ver con el espectacular año de Antonio Romero. El joven mediapunta, quien ya tuvo un paso por la liga checa, marcó gritos claves para que su equipo gritara títulos. Un elemento fundamental para el estilo del entrenador Alí Cañas, quien prefiere jugar 4-2-3-1, con un centrodelantero y un jugador técnico detrás.

 

El último equipo de este grupo saldrá de Bolívar, Defensor Sporting, Barcelona, Danubio y Atlético Mineiro.

El fixture del Grupo E

Fixture Copa Libertadores 2019Fixture Copa Libertadores 2019

Cerrar