El análisis del Grupo B de la CONMEBOL Libertadores 2019, que integran Cruzeiro, Emelec, Huracán y Deportivo Lara

Cruzeiro, Emelec, Huracán y Deportivo Lara se verán las caras. Estilos ofensivos y defensivos se mezclarán para lograr resultados.

Cruzeiro  

AFP Cruzeiro Copa Libertadores 2019

Comenzó 2018 como uno de los favoritos a ganar la CONMEBOL Libertadores. Se clasificó a los octavos de final como primero de uno de los grupos más complicados: Racing, Universidad de Chile y Vasco da Gama. La estructura de cuatro defensores, tres volantes y tres delanteros funcionaba de lujo: sobre todo, porque los extremos desdoblaban hacia adentro, volviéndose de a ratos enganches.

En octavos de final, aplastó a uno de los grandes: ya de visitante, en la ida, venció a Flamengo y se siguió colgando en las espalda razones como para ser uno de los grandes candidatos a obtener el título. El problema fue cruzarse con Boca, que desde ahí empezó a crecer como equipo. En la Bombonera, a los brasileños les costó muchísimo y cayeron 2-0. La vuelta fue un partido de muchísima concentración y poca creatividad: el 1-1 los terminó marginando de la CONMEBOL Libertadores.

Parecida fue su suerte en al Brasileirao, donde terminaron octavos en la competición que terminó ganando Palmeiras. Su caída coincidió con dos desgarros seguidos del uruguayo Giorgian De Arrascaeta, una de las grandes figuras del equipo.

El uruguayo es su arma clave. Se para de falso extremo izquierdo y, a pierna cambiada, porque es diestro, empieza a encarar hacia adentro. Es un buen finalizador de jugadas -con seis gritos, fue el máximo goleador en el Brasileirao- y un excelso armador de juego, capaz de construir pases filtrados. Por su gran año, es pretendido por muchos clubes.

Mano Menezes, su experimentado entrenador, hace un culto del buen juego, del toque corto y de pensar en el arco rival. Su capacidad para seguir cultivando una cultura de juego será clave a la hora de construir el equipo.

Emelec

AFP Emelec Copa Libertadores 2019

La temporada del equipo de Guayaquil ha sido de menor a mayor. Su entrenador, Mariano Soso, llegó desde Argentina para conducir un conjunto que no estaba en su mejor momento. No era un desafío fácil, pero con un equipo vertical para jugar e intenso para presionar, ganaron el torneo y terminaron perdiendo la gran final contra Liga de Quito.

Los ecuatorianos llevan varias temporadas acercándose a la CONMEBOL Libertadores, aunque le está costando avanzar hacia las rondas más determinantes. La experiencia siempre suma para crecer y llegar más lejos en estas instancias. El gran año desarrollado tuvo una trama por demás interesante: “Hoy somos un equipo mejor que el que éramos hace seis meses”, destacó Soso, tras perder con Liga de Quito, graficando lo que fue el avance de un gran conjunto.

Bryan Angulo Tenorio es uno de sus grandes futbolistas. El 2018 lo tuvo con una relación casi perfecta con el gol: en 41 encuentros, marcó 29 goles. Ya fue convocado para jugar en la Selección y es probable que en poco tiempo termine migrando a otro fútbol. Su vértigo a la hora de atacar ha sido un arma letal para el conjunto ecuatoriano.   

Huracán

AFP Iván Rossi Huracán Copa Libertadores 2019

Parque Patricios ha sido una fiesta en este 2018. Hurcán tuvo un enorme rendimiento de la mano del entrenador Gustavo Alfaro. En la liga local, terminó en los primeros puestos el año, aunque con una serie de empates que le restaron algunos puntos. El Globo es un equipo muy duro desde lo defensivo y eso es fundamental para una competición como la CONMEBOL Libertadores.

Su gran figura es Andrés Roa. El mediapunta colombiano se volvió una pieza clave en un equipo que construye buenas transiciones en velocidad y que lastima. Desde el mediocampo, con Israel Damonte como gran protagonista, suele cortar rápido el juego, para salir con despliegue por los costados. Es difícil perforar esa mitad de cancha que, en general, usa cuatro volantes. Iván Rossi es otro de sus estandartes: el volante exRiver tiene clase para jugar y también para ocupar espacios que fastidian a los rivales que no logran entrarles.

La delantera es picante: Lucas Gamba, Andrés Chávez, Diego Mendoza y Juan Garro. El entrenador suele usar dos de esos cuatros puntas para lastimar al arco rival. Le ha funcionado. La CONMEBOL Libertadores será uno de los grandes desafíos de su 2019.

Deportivo Lara

AFP Jesús Hernández Deportivo Lara

“Quisimos revertir la situación y comenzamos a estudiar lo que pasaba. Entonces, se cambió el trabajo y la mentalidad. Los muchachos entendieron que se debe tener mayor concentración en los partidos, estar más enfocados y mejorar en el día a día”. Las palabras de Leo González, en agosto de 2017, eran el puntapié de lo que se vendría. Deportivo Lara se había quedado fuera de la Liguilla para pelear el campeonato. La historia recomenzó. Los frutos llegaron: campeón del torneo Clausura 2018.

González fue reconfirmado como entrenador. Jesús Hernández ha sido una de sus grandes figuras: el delantero marcó 12 goles en 39 juegos en esta temporada. Incluso gritó en una oportunidad en la última edición de la CONMEBOL Libertadores. El mediocampista Ricardo Andreutti es otro de sus puntos fuertes. A los 31 años, el volante es una arma importante del conjunto venezolano. 

El fixture del Grupo B

 

Cerrar