Azócar hizo un golazo y le dio el triunfo a Deportivo La Guaira: 1-0

Real Garcilaso no tuvo puntería. Los peruanos hicieron un gran partido de visitante, pero una genialidad les sacó el empate. La vuelta será en la altura, en Cuzco.

Los roles se dan diferente: Real Garcilaso, de visitante en Caracas, toma la iniciativa, pone el juego en el campo rival, asedia por los costados, acorta la cancha a fuerza de toques. Deportivo La Guaira espera y se propone no equivocarse en las jugadas finas. Alfredo Ramúa, con la 10 en la espalda, es quien conduce al equipo peruano y apunta a poner la pelota justo a la espalda de los defensores del conjunto venezolano. Aún así, en el primer tiempo, no acierta. Y una jugada, un brillante movimiento de Juan Carlos Azócar, sella un resultado muy bueno para los venezolanos.

El avance más peligroso se da justamente en esa búsqueda: la pelota detrás de los centrales de La Guaira. A los 27 minutos, Santilli, el argentino refuerzo del equipo venezolano, se luce, saca un gran mano a mano, que un compañero suyo termina de arreglar sacando la pelota en la línea. Los peruanos sostienen el juego, como si el partido fuera en su casa. Un detalle no menor: Garcilaso es local en Cuzco, una de las ciudades con más altura del mundo, y ahí debiera sacar diferencia por las condiciones geográficas. Eso sí, antes de este partido, el conjunto que dirige Farías fue a hacer la pretemporada a La Paz, como para aggionarse.

Garcilaso mereció más. Tuvo situaciones de gol. Tuvo pases. Tuvo ataques por todos los costados. Pero, a veces, los aciertos no ocurren. Azócar se plantó en Caracas como uno de los mejores delanteros del mundo, aguantó la marca, buscó el palo lejano y sacó un tiro inesperado, un disparo que cruzó las piernas de todos y terminó besando la red. Tremenda alegría para La Guaira.

Si el protagonismo era de los peruanos en el empate, la derrota todavía hizo ir más para adelante a los de camiseta celeste. Constantemente, fue hacia el arco rival. Pero, a la vez, la defensa de La Guaira creció a medida que avanzó el partido. Los de naranja se llevaron un triunfazo de local, aunque el resultado queda más que abierto.

Cerrar