Cristian Lucchetti, el hombre que no quería ser arquero y a los 41 años sigue atajando

En una charla con CONMEBOL Libertadores, Lucchetti habla de la diabetes, el retiro y sus pasiones

Se levanta, se mide la glucemia y luego llega la inyección… así arranca el día. La diabetes no le afecta y se va a entrenar. Hay un arquero en la CONMEBOL Libertadores al que le hubiese gustado jugar de volante o media punta estilo Walter Erviti (ex jugador de Boca, Independiente, Banfield,  San Lorenzo, entre otros). Ataja en Primera División desde hace más de 20 años, pero reconoce no ser un apasionado de la posición a pesar de estarle eternamente agradecido a los tres palos. Cristian Lucchetti defiende los colores de Atlético Tucumán y a los 41 años jugará la Copa por tercera vez.

Buscar en las redes sociales su nombre no tiene sentido, no existe. No tiene Instagram, Facebook ni Twitter. No le gusta googlear su nombre ni buscar las notas en las que aparece. El mendocino se define como un hombre tranquilo que en su tiempo fuera de las canchas le gusta estar junto a su familia y tiene una gran distracción: los autos. Disfruta de pasar horas y horas arreglando una camioneta que guarda en el garaje e identifica ese momento como terapéutico. Este miércoles Atlético se enfrenta ante The Strongest por la revancha de la Fase 2 en Tucumán tras la derrota por 2-0 en La Paz. Lucchetti, quien en la ida en Bolivia debió cumplir una fecha de suspensión, cuidará el arco con mucha emoción.

- ¿Qué representa para Tucumán jugar otra vez la CONMEBOL Libertadores?

- Es algo muy lindo para la gente. Lo viven con mucha ansiedad e ilusión. También es una forma de mostrarle a Sudamérica un poco lo que es el Norte argentino, cómo se vive. Ojalá que los resultados acompañen para poder clasificar a la Fase de Grupos que sabemos que no va a ser para nada fácil.

- ¿Y a vos personalmente qué te genera?

- A mi edad es algo difícil de explicar. En 2017 cuando jugué le agradecí a todos mis compañeros porque, más allá de no haber clasificado a octavos de final, hicimos un gran esfuerzo. Era la primera vez que un club del Norte entraba a un torneo de tal magnitud y pensé que era la última. Al año siguiente la volvimos a jugar y fue un regalo del cielo poder jugar otra vez la Copa. Y este año devuelta. La realidad es que tener la posibilidad de disputar partidos internacionales a esta edad es un regalo.

- ¿En qué se destaca Atlético Tucumán?

- Tenemos una identidad de juego, si bien es un grupo relativamente nuevo, nos hemos ido ensamblado adaptándonos a los jugadores nuevos . Nos convertimos en un equipo duro, fuerte y sobre todo cuando jugamos de local. Nuestra localía nos ha hecho sacar buenos resultados, sin dudas que ese es el punto más alto que tenemos: jugar en Tucumán con nuestra gente.

- ¿Qué le transmitís a los más chicos del plantel?

- Que disfruten, que vivan esta profesión que es de las más lindas que hay a pesar de que sea dura, difícil, con cosas lindas y otras tristes. También les aconsejo que traten de cuidar la plata para que cuando dejen de jugar no tengan la necesidad de salir a trabajar y puedan hacer una base económica que les permita vivir tranquilos. Es una carrera que es corta, pasa muy rápido. Cuando uno se quiere acordar mira para atrás y ya se paso volando. Sobre todo con la vorágine que se vive ahora que estás 5 meses en un club, 6 en otro, y cuando queres acordar se te pasó volando y no pudiste ni hacer una diferencia económica ni disfrutar.

- A los 41 años seguís jugando ¿cómo lo vivís? ¿pensaste en el retiro ya?

- Vivo el fútbol con las mismas ganas de cuando debuté. Han pasado muchos años y no es lo mismo el físico a los 20/30 que a los 40. Mantengo la mentalidad de querer mejorar, querer superarme, me gusta ganar. Me gusta proponerme objetivos y siempre tratar de mejorar. Sin dudas que pienso en el retiro, es inminente. Por la edad que tengo es algo que está muy cerca, pero trato de no pensar tanto en eso y centrarme en el día a día. Entrenarme, estar en un vestuario con mis compañeros, jugar al fútbol que es lo que más me gusta hacer.

- ¿Qué pasa con el después? Algo que tal vez no se aborda tanto es cómo vive el futbolista el retiro, si hay o no un momento de depresión después de tantos años dedicados al fútbol ¿qué opinas de eso?

- Supongo que sí, mi caso que es el de la mayoría que hemos nacido jugando al fútbol… yo juego desde los 4 años. Nacimos para jugar al fútbol, para ser esto y de repente de un día para otro somos jubilados de algo que nos encanta hacer y que quizás no tuvimos la posibilidad o las ganas de a la par de la carrera de futbolistas hacer otra cosa. Es un momento donde vos te encontrás en tu casa sin saber qué hacer o qué camino encarar. Creo que estoy preparado para eso, tengo una edad en la que se vuelve inminente el retiro. Por su puesto que lo pienso, pero debe ser algo duro, fuerte, sobre todo los primeros tiempos hasta que encontrás algo que te gusta hacer donde podes distraerte y a la vez tener un ingreso económico.

- Alguna vez dijiste que no te gustaba ser arquero ¿cómo es eso?

- Sí, lo dije muchas veces. No es que no me gusta atajar sino que me hubiese gustado mucho más jugar en otra posición. Me encanta jugar al fútbol, quizás no es un puesto que lo lleve en la sangre como la mayoría de los arqueros que les gusta ponerse los guantes, tirarse y atajar. Tampoco es que no me gusta, pero hubiese preferido jugar en otra posición. De todos modos es algo de lo que estoy agradecido y me dio la posibilidad de jugar muchos años en Primera.

- ¿Y de qué te hubiese gustado jugar?

- Si no hubiese jugado de arquero, me habría gustado jugar de media punta, de volante más suelto. Delantero más por afuera. Es un puesto que hubiese disfrutado un poco más.

- ¿Estilo quién?

- Walter Erviti ja, es crack.

- También contaste que la diabetes nunca te impidió hacer nada ¿cómo lo manejas? ¿Cuántas veces te inyectás?

- Es algo que ,si bien tenes que tener más cuidado de lo normal y mantener ciertos hábitos en el día a día, la verdad es que no me impide hacer nada. De hecho, es algo que lo tomo como totalmente secundario y me ha ayudado también a tener cierta disciplina en la comida, los cuidados, hacer hincapié en cosas que sino fuera diabético no lo haría. Quizás me hubiese perjudicado. No como deportista sino como ser humano. Esa dieta también me ayudó a estirar la carrera. Me entreno todos los días, puedo hacer lo que me gusta y no me incapacita en lo más mínimo. La verdad es que lo tomo como algo normal. Me levanto todas las mañanas y me inyecto, me controlo la glucemia entre 5 y 6 veces por día, me pongo insulina dependiendo del ejercicio y la comida 3, 4 o hasta 5 veces por día. Es una rutina. Es parte de mi vida. No me influye en lo más mínimo.

- ¿Cómo es un día tuyo?

- Entrenamos a la mañana. Me levanto 6 y media y siempre trato de llegar una hora antes del entrenamiento. Entreno, vengo a mi casa, almuerzo, duermo la siesta ... es bastante sagrada la siesta ja. A veces voy un rato al gimnasio. También me gustan los autos, hay una camioneta que estoy armando y es un modo de hacer terapia. Me gusta compartir con mi familia, con mis hijas, soy muy tranquilo. No me gusta tanto salir a pasear. Me gusta estar en mi casa, soy bastante básico.

- ¿Cómo te definirías a vos mismo?

- Un tipo que nació para jugar al fútbol, que no le gusta perder. Soy ultacompetitivo a lo que juegue, no me gusta perder ni me gustaba cuando era chico y jugaba con mi hermano. Siempre de manera sana igual. Soy un tipo que ha disfrutado toda su vida de lo que hace. Estoy agaradecido a Dios de poder seguir jugando a mi edad. Soy un tipo tranquilo, de casa, de familia. Simple. La verdad es que no tengo nada de complicado, disfruto y agradezco de poder jugar al fútbol.

- ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

- Soy de ver documentales, programas de autos, History Channel, Natgeo, ese tipo de canales veo generalmente en la televisión. No soy de estar todo el día mirando igual. En cambio sí estoy escuchando música, teniendo una hija adolescente y la otra de diez años me tengo que adpatar a la múscia de ellas y escuchar más Reggaeton y Pop que otra cosa. Me gustan las series de Netflix, cuando era más joven no había Netflix, ni celulares con tantas aplicaciones y antes leía más. Ahora hace un tiempo que no leo tanto.  

- ¿Y con las redes sociales cómo te llevas?

- Soy de usar Netflix, me descargo películas cuando viajamos. No soy obsesivo con las series y esas cosas. No tengo redes sociales, no uso prácticamente nada. No busco notas mías, no me googleo ni nada por el estilo así que estoy bastante alejado de todo eso.

Cerrar