Cerro Porteño fue protagonista en Lima

El equipo del Chiqui Arce mostró un esquema de 4-4-1-1 en el que sorprendió con una tenencia de pelota apabullante: 63%.

En ningún momento, bajo ninguna circunstancia, Cerro Porteño entregó su protagonismo en Lima. La responsabilidad, quizás, al menos desde los papeles, era de Universitario. Sin embargo, los paraguayos salieron al Monumental a hacerse dueños del partido, saliendo desde abajo, buscando pases entre líneas, adueñándose de la mitad de la cancha. El empate de 1-1 fue una cifra merecida. El 63% de la posesión de la pelota fue fundamental para construir el juego.

La idea previa era que Cerro jugara con un 4-3-3. Pero el Pachi Carrizo sorprendió con su posición dentro del campo de juego. Se paró detrás de Nelson Haedo Valdez, como armador y mediapunta por el centro. Dejó las bandas para la potencia de Villasanti y de Ruiz, respaldados por Cáceres y por Arzamendia. Rápidamente se adueñó del juego. A veces lanzándole a su centrodelantero, que descargaba a la perfección. A veces avanzando con la pelota. 

El partido le jugó una mala pasada desde el plan de Univesitario, que se aprovechaba de los avances del Ciclón para lanzar rápido apenas recuperaban la pelota. Alejandro Hohberg, con su calidad, marcaba la diferencia para ser punzante en los pases finales. Jonathan Dos Santos, un especialista a la hora de manejar controles orientados, rápidamente buscaba el arco.

Cerro Porteño se llevó un resultado valioso, considerando ser visitante y que tuvo el resultado en contra. En Asunción, mostrará un protagonismo lógico, más esperado que el de esta tarde de Lima.

 

Cerrar