Boca campeón de la CONMEBOL Libertadores 1978: su segunda copa consecutiva

El plantel dirigido por Lorenzo se impuso a Deportivo Cali en la final

Un día como hoy, pero 41 años atrás, hubo un equipo argentino que defendió el título de la CONMEBOL Libertadores. Boca Juniors había conocido en 1977 por primera vez el sabor de levantar la Copa y al año siguiente quiso repetir la hazaña. Y así fue. 

El camino del Xeneize arrancó desde las semifinales por haber sido campeón el año anterior y su primer rival fue River Plate. Un debut que generaba muchas tensiones. Aun así el partido terminó sin goles, 0 a 0 con sabor amargo. Luego se midió con Atlético Mineiro y Miguel Bordón fue quien puso a la hinchada a festejar con dos golazos, mientras que Marcelo anotó para los de Brasil.  El siguiente cruce con Atlético Mineiro fue en La Bombonera y la localía se sintió y ganaron 3 a 1. El último partido de las semifinales con River fue en el Monumental y de visitante, Boca ganó 2 a 0 con goles de los históricos Mastángelo y Salinas. La jugada más desequilibrante de este plantel nacía de los botines de Hurgo Orlando Gatti. El Loco realizaba saques largos y precisos desde el arco que habilitaban a Mastrángelo quien los lograba interpretar con claridad y gracias a su velocidad desequilibraba al rival. 

En la final le tocó enfrentarse con Deportivo Cali y el partido de ida fue el 23 de noviembre en el Pascual Guerrero. Empataron 0-0 y la definición quedó para La Bombonera. Con determinación, calidad y buen juego Boca ganó 4 a 0 con dos goles de Hugo Perotti, uno de Salinas y otro del veloz Mastrángelo.  En su cancha y rodeado del aliento de su gente el equipo de Juan Carlos Lorenzo dio la vuelta olímpica. Su figura fue determinante para poder concretar esta hazaña, Pancho Sá contó: "Trabajaba mucho, era moderno, estaba sobre el jugador, motivaba".  Del otro lado, el entrenador era Carlos Bilardo y al finalizar el partido reconoció que a este plantel de Boca "no le ganaba nadie" y que uno de los motivos de la derrota de Deportivo Cali fue que le tocó jugar la final en la "cancha más difícil de América". Boca festejó su segunda CONMEBOL Libertadores y siguió persiguiendo el sueño de levantarla en cada edición que compitió. 
 

Cerrar