Benedetto: "La Libertadores es lo más importante y hay que clasificar como sea"

El Pipa habló con Goal en la cena de festejo tras la obtención de la Superliga: agradeció el cariño del hincha y elogió a sus compañeros.

La Bombonera, rebalsada, se empieza a vaciar. La cuenta es casi incalculable, aunque los más aventurados aseguran que hubo alrededor de 40 mil personas en el estadio para ver la vuelta olímpica. Y a medida que los hinchas se van, la fiesta íntima comienza: el salón Juan de Dios Filiberto, un sector pegado al vestuario local del estadio, fue el escenario perfecto para que los jugadores de Boca y sus familias puedan disfrutar de un merecido festejo.

Darío Benedetto, trago en mano junto a su hermano y con una sonrisa de oreja a oreja, se toma a la noche para no pensar en esa rodilla que lo mantuvo marginado a lo largo del último semestre. Agradece el cariño de la gente, que lo extraña cada domingo y que lo ovacionó durante la coronación, elogia a sus compañeros, y hasta reconoce extrañar a Cristian Pavón, su mano derecha. Pero en ningún momento se olvida de cuál es el objetivo para el que se quedó en el club.

"Fue un festejo totalmente distinto al del año pasado, pero se disfruta de la misma manera. Estoy contento por mis compañeros, que desde hace dos años venimos demostrando que somos los mejores", le dijo el Pipa en exclusiva a Goal. Pero enseguida agrega: "Ahora nos queda celebrar hoy, mañana, pero ya pensar en el miércoles que la Copa Libertadores es lo más importante que tiene este equipo y hay que clasificar como sea".

Bou y Ábila fueron sus reemplazantes a lo largo de estos seis meses en los que estuvo ausente y Benedetto elogió sus aportes. "Wanchope apareció cuando tenía que aparecer y Walter le demostró al técnico que estaba para jugar. Ese es el alma de este equipo, demostrar que cualquiera puede jugar", aseguró. Pero los mayores halagos se los llevó Pavón, con quien mejor se entendió en esta etapa en el Xeneize: "Es un animal. Me hizo hacer muchos goles. Ya lo extraño adentro de la cancha, já. Es un chico que tiene mucho futuro y yo le deseo lo mejor. Creo que acá lo vamos a tener muy poco porque es un crack y tiene todo para jugar en las grandes ligas".

- "El Pipa es de Boca, de Boca no se va", cantó la gente en el estadio. ¿Qué te genera que te ovacionen así?

- Yo estoy feliz porque al principio me llovían las críticas, pero demostré que podía jugar acá con esfuerzo y trabajo así que lo disfruto muchísimo. Yo sigo viviendo mi sueño de jugar con esta camiseta.

Cerrar