Arena da Baixada, el inmenso y moderno estadio entre las viviendas

El estadio de Curitiba es de los mejores de América, con una curiosidad en el barrio.

Dentro de la tranquila Curitiba, que se despierta sin enormes movimientos, crece la expectativa por lo que se viene. Una final internacional tendrá lugar en un estadio que asombra a cada persona que ingresa. De primer nivel.

De noche se luce por su iluminación. El rojo llama la atención y juega con el negro, haciendo los colores de Athletico Paranaense, dueño de casa. Es inmenso. Y crece a cada paso de las irregulares calles del barrio Água Verde.

La enorme estructura rectangular sobresale hacia arriba. La entrada, junto con la tienda de Athletico y la boletería, se encuentra sobre la calle Buenos Aires. Una paradoja para esta final de Recopa, en la que recibirán a River Plate, de Argentina. De Buenos Aires. 

Arena Da Baixada

Pero sobre los otros tres costados hay pequeños ingresos al estadio. No da directo a la calle. Llama la atención que los ingresos son en pasillos que dejan las viviendas. Edificios y casas limitan directamente con el estadio. Un diseño particular, distinto a lo que se ve en el resto de los campos de fútbol.  Arena Da Baixada

En la tranquilidad del barrio se siente el movimiento. Un vecino toca el violín directamente desde el balcón, a dos metros de las paredes del estadio. Desde las casas más bajas, los propietarios salen a mirar por qué la gente saca fotos mientras acomodan sus bellísimos jardines en la entrada. Las calles cortadas por la inmensidad del estadio tienen movimiento de ida y vuelta.  Arena Da Baixada

La Recopa está en marcha. Aquí se jugará una nueva final internacional. Athletico Paranaense y River Plate se disputarán un título más. La historia comienza en la Arena da Baixada. Allí. Atrás de los vecinos.  Arena Da Baixada

Cerrar