Alexis Sánchez en la CONMEBOL Libertadores: del nacimiento en Cobreloa al hat-trick en Colo Colo

El Niño Maravilla debutó en la Copa contra Once Caldas en 2005 a los 16 años. Luego, jugó para el gigante chileno y para River.

El 22 de marzo de 2005 es un día épico para Cobreloa. Once Caldas, que defendía el título tras haberle ganado la final al Boca de Carlos Bianchi, llegaba a Calama y los chilenos habían empatado sin goles los dos primeros encuentros. Al comienzo del segundo tiempo, Néstor Álvarez anotó para los colombianos. El panorama era complicado. El entrenador, Nelson Acosta, quitó en el minuto 52 a Cristian Gómez y a Rubén Castillo. Ingresó Diego Guidi y un joven de 16 años: Alexis Sánchez. El resultado se dio vuelta. El joven era imparable. La historia del Niño Maravilla recién comenzaba.

El Colo Colo de Claudio Borghi volaba. Arturo Vidal, Humberto Suazo y Alexis eran parte de la base del bicampeón chileno. El Grupo 6 de la Libertadores era de los más difíciles: Caracas, Liga de Quito, River y Colo Colo. Era 2007 y la ilusión era grande, pero el certamen no había arrancado bien: derrota de local contra los Millonarios, 1-2, y de visitante contra los ecuatorianos, por 3-1. La tercera fecha, contra los venezolanos, era determinante. El 20 de marzo, en Cúcuta (Caracas fue local en Colombia), Sánchez daría una clase magistral de jerarquía: metió tres de los cuatro gritos de la goleada 4-0. El primero en un típico arranque de derecha a izquierda con un tiro cruzado. Colo Colo pasó de ronda, aunque cayó en octavos de final contra América de México.

Su última participación en la Libertadores fue al llegar a River. No fue una gran etapa del Millonario, que cayó en octavos de final ante el San Lorenzo de Ramón Díaz. Diego Simeone era su entrenador. Al poco tiempo, el Niño Maravilla sufrió la rotura de ligamento cruzado, por lo que no pudo seguir avanzando en el fútbol argentino. Apenas un tiempo después ya fue captado por Europa y llegó al Udinese. Su carrera ascendió muy rápido, acorde a su talento: a los 23 años ya compartía ataque con Lionel Messi en Barcelona.

El crack chileno, como otras figuras de la Copa América, pasó por la Libertadores. Una de sus grandes actuaciones en torneos internacionales fue en la Sudamericana 2006, cuando llegó con Colo Colo a la final y perdió 2-1 contra Pachuca de México. Fue un gran dolor para Alexis. La Sudamericana es un torneo que sólo ganó la Universidad de Chile en ese país. Sin embargo, guarda un título que pocos tienen: con Barcelona, obtuvo el Mundial de Clubes.

Cerrar