Alberto Gamero: el fútbol colombiano, el proyecto de Tolima y la Bombonera

El entrenador define el estilo de juego de su país. Rescata a Once Caldas, a Atlético Nacional y a River. El valor de la CONMEBOL Libertadores.

Alberto Gamero siente al pueblo colombiano en la espalda. No lo exhibe con sufrimiento. Lo dice con una sonrisa. La Libertadores le baila en el corazón. Llegó a cuartos de final, como jugador, en Millonarios en 1989. No se queda en la desazón. Piensa en equipos que le gustaron y no se pone colorado en mencionar a otros: Once Caldas en 2004 y Nacional del 89. Sin representantes de Cali ni de Medellín ni de Bogotá, el Deportes Tolima lleva la mitad de la bandera de Colombia. La otra la lleva Junior. 

Y se hace cargo.

- ¿A qué juegan sus equipos?
- A un estilo de juego de posesión de balón. Elaboración de juego. Eso lo que define a mi equipo.

- ¿Por qué valora la posesión?
- Porque para jugar al fútbol se necesita un balón. Con el balón vas a tener la posibilidad, primero, de que no te ataquen y, segundo, de buscar el arco contrario.

-¿Ese es el estilo histórico del fútbol colombiano?
- Sí, de toda la vida. El fútbol colombiano siempre ha tenido esa idiosincracia del buen manejo del balón. Si lo recordamos, tuvo conjuntos como Atlético Nacional, o como Millonarios en aquella época, donde eran equipos que jugaban bien al fútbol y siempre se caracterizó por eso.

- ¿La Libertadores permite un buen juego?
- Son partidos, de pronto, de menos posesión. Más cerrados. Cuando tú quieres elaborar, no encuentras espacios. Hay equipos que lo han intentado. Han intentado tener su posesión, su juego elaborado. Hemos visto equipos de esos. No sólo el choque, ni la disputa, ni la pelea. Hay equipos que todavía siguen mostrando buen fútbol en ésta Copa Libertadores. El fútbol sudamericano tiene un nivel alto, jugadores de mucha creatividad, de mucha elaboración, futbolistas inteligentes.

- ¿Sienten la presión por representar a Colombia en una competición a los que no han venido los grandes del país?
- Una gran responsabilidad que tenemos. No representamos sólo al Tolima, si no a todo el país. Eso lo sabemos todos. Queremos hacer una campaña buena. Unas presentaciones digna del fútbol colombiano.

- En un momento de la historia en que los proyectos futbolísticos no duran mucho tiempo, usted ya está hace un tiempo en Tolima.
- Aquí, gracias a dios, se ha dado una continuidad. La confianza que me ha dado Don Gabriel Camargo y su junta directiva me parece que ha sido buena. En cuatro años y medio que he estado, me parece que hemos conseguido cosas importantes. Lo queremos plasmar en una Copa Libertadores. Tolima tenía siete u ocho de no estar en una Copa.

- ¿Cómo fue jugar en La Bombonera?
- La parte psicológica es importante es en esos partidos. Yo les decía a ellos que en la bombonera no ha pasado nunca malo. Tiene una hinchada que alienta a su equipo 90 o 95 minutos por partido. Pero nunca entran a la cancha. Hablando del Deportes Tolima, en La Bombonera, hizo un buen primer tiempo. De pronto, Boca aprovechó la oportunidad en el segundo. El equipo se comportó a la altura. El resultado no dice nada de lo que pasó en la cancha. Es un estadio duro y complicado para jugar.

- ¿Qué es la Copa Libertadores para usted?
- Todo. Es el evento internacional más importante que hay. Todos la quieren jugar y todos la quieren ganar. Éste es un torneo de alta calidad. Hay equipos que se preparan sólo para ganar la Libertadores. Es un torneo exigente. 

- ¿Qué equipo le ha marcado como entrenador?
- Yo me acuerdo el equipo del profe Montoya de Once Caldas. Un equipo de guerreros. De mucho sacrificio. Tuvo esa gran posibilidad de ser campeón. Yo jugué un millonario del 89, en que llegamos a cuartos de final que perdimos con Nacional, que la ganó. Atlético Nacional jugaba bien. Me parece que la Copa del año pasado, de River, la ganó jugando bien al fútbol.

- ¿Qué equipo es candidato?
- Siempre es candidato River o Boca. Palmeras por lo que está haciendo. Tenemos una gran ilusión con Junior jugando bien al fútbol. Son equipos que se preparan para ganar la Copa libertadores.

 

Cerrar