El día que Sudamérica se despidió del Mundial Rusia 2018: una decepción que lleva 16 años