Cristian Pavón, un grito que vale por un pase a las semifinales de la CONMEBOL Libertadores